infoPLC ++ / Opinion / ¿Dónde está el valor del IIoT para el negocio? (I)

¿Dónde está el valor del IIoT para el negocio? (I)


¿Simplemente publicidad? Para entender el valor potencial del IIoT, se requiere de un entendimiento básico de las tecnologías en las que se basa, explica Peter Martin, VP de Innovación en Process Automation de Schneider Electric.

¿Dónde está el valor del IIoT para el negocio? (I)

Actualmente, casi cada congreso y revista ofrece artículos y referencias relacionadas al Internet Industrial de las Cosas (IIoT), enfocadas en áreas técnicas como conectividad, movilidad, computación en la nube, análisis de Big Data, y redes abiertas. Hay tanto enfoque en la tecnología de base del Internet Industrial de las Cosas que algunos profesionales de la industria están comenzando a preguntarse si puede existir algún valor de negocio.

La verdad es que hay una cantidad considerable de opiniones sobre dichas tecnologías sin tener aún la perspectiva de qué valor pueden aportar éstas. Sin embargo, sería un gran error no indagar en el verdadero potencial de las tecnologías que apuntalan el IIoT, las cuales pueden encontrarse en la mayoría de operaciones industriales. Si las compañías industriales se aproximan a esta nueva era desde la perspectiva de descubrir el valor incremental de sus operaciones industriales y negocios, los resultados pueden ser revolucionarios.

Para entender el valor potencial del Internet Industrial de las Cosas, se requiere un entendimiento básico de las tecnologías en las que se basa. Existen cinco áreas tecnológicas comunes reconocidas como parte del Internet Industrial de las Cosas: conectividad, movilidad, computación basada en la nube, analítica, y ciberseguridad. Después de un paso breve por cada uno de éstas, en esta primer artículo de opinión, nuestro enfoque pasará al valor incremental que puede ser extraido por las empresas del sector industrial.

Conectividad

Probablemente la característica discutida con más frecuencia sobre Internet Industrial de las Cosas es la conectividad. La tecnología ha evolucionado hasta el punto en el que casi cualquier objeto inteligente se puede conectar. Es importante señalar que, para que 2 objetos se conecten entre sí, debe existir al menos un nivel mínimo de inteligencia en ambos pues la conectividad se basa en la inteligencia. Por lo tanto, el prerrequisito para lograr la conectividad es la inteligencia. En el caso de las operaciones industriales, los objetos que se necesitan interconectar son activos industriales tales como bombas, mezcladoras, y evaporadores.

La clave para entender el valor del IIoT es ver como los activos no inteligentes de hoy en día pueden convertirse en activos inteligentes, y lo que la inteligencia en ellos puede conseguir respecto a la situación anterior.

Convertir un activo industrial no inteligente en inteligente requiere agregar elementos como sistemas ciberfísicos (CPS). La inteligencia básica en un CPS relacionada con un activo industrial proporciona la habilidad de que éste establezca una conexión con otros activos industriales. Es importante señalar que crear un activo inteligente, y conectar dos de ellos entre sí, no agrega valor a menos que la inteligencia y conectividad conduzcan a una función de valor agregado creciente.

Crear activos inteligentes no sólo permite conectividad, sino también da la oportunidad de habilitar nuevas y diferentes funciones en el activo. Esto se discutirá más a detalle en una sección adelante.

Movilidad

Los sistemas inteligentes y los avances en las tecnologías digitales que han incrementado la comunicación y la interacción entre los humanos han crecido más rápido que cualquier área de la tecnología digital en la última década. Los operadores ya no necesitan estar en los cuartos de control, en la planta o incluso en el mismo país para conectarse eficazmente con los sistemas de automatización. Con la llegada de la tecnología de los CPS, los operadores, profesionales de mantenimiento, e ingenieros podrán acceder a cualquier activo industrial de cualquier parte del mundo. Esto aporta un grado de movilidad del personal que anteriormente nunca estuvo disponible.

Existe otro aspecto de movilidad que está adquiriendo importancia. Un número de activos industriales, tales como camiones, removedores de tierra, y trenes, son naturalmente móviles pues así desempeñan su trabajo. El crecimiento de la tecnología que permite una movilidad de personal efectiva puede ser utilizada también para apoyar la movilidad de activos industriales.

Una vez más, como sucede con la conectividad, la movilidad por si misma no puede impulsar un valor creciente para las operaciones industriales, pero puede proporcionar una capacidad de permisión importante en un plan general de producción centrado en generar valor.

Computación en la nube

La computación basada en la nube supone usar servidores remotos alojados en internet para almacenar, administrar, y procesar datos. La atracción de la computación en la nube se centra en que los datos y aplicaciones pueden reducir el número de expertos requeridos en la materia. Los servidores de la nube pueden estar alojados en un sitio industrial, remotamente dentro de la compañía, o en instalaciones de terceras partes dependiendo del grado de seguridad y servicios requeridos. Algunos proveedores ofrecen servicios y aplicaciones en la nube como complemento de lo que se hace localmente. Esto puede ayudar a ampliar la funcionalidad permitida por un sistema de una manera económica. Hay un gran potencial en la computación en la nube, pero también se necesitan consideraciones serias para determinar lo que se debería hacer localmente y lo que se puede hacer en la nube para empresas del campo industrial, así como también determinar qué función adicional podría ser implementada para impulsar el valor de negocio.

Analítica

La analítica involucra el análisis sistemático de datos y es usada a veces para hacer referencia al resultado de dicho análisis. Con el Internet Industrial de las Cosas, la cantidad de datos que se ponen a disposición está aumentando masivamente. Como resultado, el tema relacionado con el análisis de datos del Internet Industrial de las Cosas, a menudo es referido como análisis de Big Data. Sin embargo, es importante darse cuenta del valor que existe en la analítica independientemente de la cantidad de datos involucrados. De hecho, algunas estrategias analíticas de cantidades pequeñas de datos con gran valor pueden ser llevadas a cabo localmente mientras el análisis de Big Data se hace en la nube.

Desde que la cantidad de datos disponibles comenzó a incrementar, la gran interrogante ha sido si el análisis de todos estos datos puede proporcionar un entendimiento nuevo en la manufactura y las operaciones de producción. El debate sobre el análisis de Big Data está ampliamente relacionado con las cantidades masivas de datos disponibles a través de la computación en la nube.

Aunque se ha hablado de las cuatro categorías tecnológicas más comunes relacionadas con el Internet Industrial de las Cosas, existe un número de tecnologías adicionales emergentes basadas en la computación que aportan oportunidades tecnológicas adicionales. Los requerimientos de tamaño y energía para las computadoras continúan disminuyendo a un ritmo notable, mientras que el procesamiento de energía, velocidad, y capacidad de memoria requeridos continúa incrementando.

El resultado neto es que la tecnología que sirve de base al Internet Industrial de las Cosas está dando la posibilidad de repensar las formas en las que se ha abordado la automatización industrial.
Las tecnologías de los Sistemas de Control Distribuido (DCS) y los Controladores Lógicos Programables (PLC) han existido en el mercado por más de 40 años con un cambio sustancial muy limitado. La mayoría de las restricciones tecnológicas que limitaban las opciones de diseño de los sistemas de automatización tradicionales han desaparecido. En la actualidad, los diseñadores de sistemas de automatización suelen imaginarse lo que debería ser el sistema ideal en un mundo ideal. La tecnología basada en el Internet Industrial de las Cosas les permite aproximarse al diseño ideal. El reto real está en imaginar qué valor de negocio adicional pueden aportar estos sistemas y diseñarlos de tal manera que lograr ese valor sea posible e incluso prometedor.

Ciberseguridad

La ciberseguridad consiste en la protección de los sistemas de cómputo y datos de robo, SEGURIDAD daño, y alteración. La ciberseguridad de sistemas industriales ha estado en discusión desde antes del surgimiento del Internet Industrial de las Cosas. Pero la expansión de las redes, la inteligencia, y la conectividad que resultan del Internet Industrial de las Cosas se han combinado para hacer que la ciberseguridad sea aún más crucial de lo que ha sido. De hecho, es imprudente considerar trasladarse hacia soluciones basadas en el Internet Industrial de las Cosas sin tener una estrategia de ciberseguridad completa. Cualquiera de los beneficios derivados de un acercamiento al Internet Industrial de las Cosas puede ser completamente revocado sin una estrategia de ciberseguridad bien pensada y ejecutada. Es difícil resaltar este requisito en las operaciones industriales. Es mejor pensar en la ciberseguridad como un prerrequisito para dirigirse hacia el Internet Industrial de las Cosas.

Peter Martin es vicepresidente de Innovación y marqueting de la división Process Automation de Schneider Electric. Con más de 37 años de experiencia, ha escrito tres libros, coescrito dos, y ha sido autor contribuyente de tres obras más, y además, ha publicado docenas de artículos y documentos en estas disciplinas. Se le atribuye y tiene pendientes múltiples patentes en las áreas del control y medición de negocios en tiempo real. Fue reconocido por Fortune como héroe de la manufactura en los EE.UU., por Intech como uno de los 50 innovadores más influyentes en el control, y también por Control como miembro del salón de la fama de la automatización; también recibió el premio Life Achievement de la ISA.