Início / Noticias / Vega / Vega: Aplicación para una gestión sostenible del agua

Vega: Aplicación para una gestión sostenible del agua

Para proteger al medio ambiente de los efectos nocivos de las aguas residuales municipales, en 1991entró en vigor la directiva sobre aguas residuales de la UE. Esta directiva define los requisitos encuanto a construcción y equipamiento de los sistemas de eliminación de aguas residuales. En Francia,las empresas de aguas residuales están obligadas por decreto desde 2007 a controlar los aliviaderos,el nivel del agua, los rebosaderos y los posibles vertidos.

Vega: Aplicación para una gestión sostenible del agua

Mayor precisión

Desde 2007, la asociación municipal francesa SIVOM haaplicado el decreto en su red de canales. La empresa de suministrode agua Lyonnaise des Eaux, en la población alsacianade Illzach, se encarga de monitorizar y mantener permanentementela red de canales en el área de Mühlhausen.

La continua monitorización de los aliviaderos se realiza segúnel principio de medición en canales abiertos. Anteriormente,la medición del nivel del agua se realizaba principalmentemediante sensores de ultrasonido, que no siempre entregabanunos resultados de medición satisfactorios. Los factores queafectaban al proceso, por ejemplo, oscilaciones de temperaturao estratificación gaseosa en la red de canales, conducían aveces a errores en la medición.

Para optimizar la precisión de la medición se sustituyeron lossensores de ultrasonidos de Lyonnaise des Eaux por sensoresradar VEGAPULS WL 61 (IP 68). Gracias a las característicasde los impulsos por microonda, los sensores de nivel demedición sin contacto no se ven afectados por las oscilacionesde temperatura, la estratificación gaseosa o las condicionesmeteorológicas, y entregan valores de medición fiables.

„Dado que los costes de un sensor radar o de ultrasonidos sonaproximados, no dudamos en instalar una tecnología superior“,explica la Sra. Aude Napoly, responsable de la monitorizaciónde la red de canales en la Lyonnaise des Eaux enIllzach.

Una solución económica

El VEGAPULS WL 61 ofrece muchas ventajas con respectoal ámbito de aplicación, por ejemplo, su sistema de fijaciónrotatorio permite una orientación perpendicular a la superficiedel agua. En contraposición con los sensores de ultrasonidos,los sensores radar no tienen ángulo muerto. “Hemosganado 30 cm en el rango de medición superior”, añade laSra. Napoly. Para mejorar aún más este valor, puede utilizarseun sistema angular de 45º para desviar la señal radar. Elmontaje del sensor se realiza de forma paralela a la direcciónde la corriente.

En Illzach cada vez son más los sensores de ultrasonidos quehan sido reemplazados por sensores radar. Para Lyonnaise desEaux es un gran paso para mejorar la precisión de la mediciónde las aguas residuales en la red de canales.

Más información

/noticias/marcas/43-vega