Início / Noticias / Weidmüller / Fuentes de alimentación conmutadas »PRO-H»

Fuentes de alimentación conmutadas »PRO-H»

Nueva familia de fuentes de alimentación con homologación EX diseñadas para cubrir las necesidades de la industria de procesos y soluciones exigentes de tecnología de automatización. Estas fuentes de alimentación monofásicas de formato fino ahorran espacio en el interior de los armarios eléctricos. Una verdadera solución internacional gracias a su amplio rango de entradas y a las homologaciones correspondientes.

Fuentes de alimentación conmutadas »PRO-H»

Con su "PRO-H" (Power-Reliable-Optimized- for Hazardous areas) Weidmüller ofrece una nueva familia de fuentes de alimentación de altas prestaciones con homologaciones ATEX y Clase I Div. 2 para su instalación en zonas peligrosas y aplicaciones de ingeniería mecánica de alto nivel. Las elevadas reservas de energía, un amplio rango de temperaturas de trabajo de -25 °C a +70 °C y altos valores de MTBF (tiempo medio entre fallos) de hasta 1,8 millones de horas aseguran que estas fuentes de alimentación conmutadas se adapten de manera ideal a los sectores de procesos, ingeniería energética y en el exigente sector de construcción de maquinaria. Weidmüller ofrece toda una variedad de soluciones para la tensión de control: 12 V, 24 V, 36 V y 48 V. También es posible conectar las unidades en paralelo para aumentar la potencia de salida. Además, una unidad de redundancia opcional facilita una configuración en dos canales con una carga compartida de forma equilibrada al 100% (compartimiento de corriente activa), una solución que aumenta tanto la fiabilidad operativa como la vida de servicio del sistema. La función de "On/Off remota" permite que el usuario conecte y desconecte las unidades desde el exterior del armario eléctrico. Los usuarios están en condiciones de comprobar el estado de salida mediante el contacto del relé sin potencial o la salida del transistor según se desee. Para facilitar su manejo las unidades vienen equipadas con terminales de conexión enchufables con el fin de facilitar su comprobación. Las fuentes de alimentación "PRO-H", de diseño muy compacto, se suministran en una robusta carcasa metálica. Las soluciones a medida facilitan el uso de los módulos en diferentes sistemas monofásicos, bifásicos o trifásicos.

Por decirlo de alguna forma, las fuentes de alimentación constituyen el núcleo de cada armario eléctrico, y al ser componentes fundamentales se encuentran en todo sistema de automatización. Su calidad es un factor decisivo para el funcionamiento fiable de los componentes conectados, de ahí que una elección correcta exija poner extremo cuidado. Durante años los módulos de fuentes de alimentación de Weidmüller han venido demostrando su fiabilidad en el suministro a módulos eléctricos y electrónicos en soluciones e ingeniería mecánica y de sistemas. Con la presentación de su familia "PRO-H" de fuentes de alimentación conmutadas bifásicas, Weidmüller pasa a ofrecer una gama completa de fuentes de alimentación con homologación EX para su uso en la industria de procesos y la ingeniería de automatización de altas prestaciones (homologación ATEX y Clase 1 / División 2 para el mercado de EE.UU.). Weidmüller ofrece toda una variedad de tensiones de control (12 V, 24 V, 36 V y 48 V). Hay disponibles versiones monofásicas con 6 A, 12 A (tensión de salida de 12 VCC), 3,8 A, 7,5 A, 15 A, 25 A (tensión de salida de 24 VCC), 16,5 A (tensión de salida de 36 VCC) y 4 A, 7,5 A, 12,5 A (tensión de salida de 48 VCC). Con su selección automática de la tensión de entrada entre 88 - 132 V/ 187 - 264 VCA, las fuentes de alimentación "PRO-H" resultan apropiadas para su instalación en todo el mundo. Un LED verde indica que la unidad está lista para su funcionamiento. Cada salida de la unidad está protegida frente a cortocircuitos gracias a su diseño. Dependiendo de la unidad, los usuarios pueden fijar una tensión de salida de 12 VCC en el rango de 12...14 VCC así como 24 VCC en el rango de 24...28 VCC y 48 VCC en el rango de 48...56 VCC mediante el potenciómetro situado en la parte frontal.

Las fuentes de alimentación PRO-H tienen un diseño extremadamente fino y robusto y resultan apropiadas principalmente para entornos industriales. Con su calificación IP20, estas unidades "PRO-H" ahorran espacio y se pueden montar a nivel y de lado a lado sobre los carriles de montaje de TS 35. Una característica que distingue a las fuentes de alimentación "PRO-H" es que presentan unos elevados valores de MTBF (tiempo medio entre fallos) superior a 1.800.000 horas según IEC 1709 (SN29500), hecho que subraya la alta calidad y fiabilidad de las fuentes de alimentación de Weidmüller.

Para aumentar la potencia de salida también es posible conectar las fuentes de alimentación "PRO-H" en paralelo sin un módulo de diodo. Además, un módulo de redundancia opcional facilita la configuración de dos canales con una carga compartida de forma equilibrada al 100% (compartimiento de corriente activa).Esto contribuye a elevar la fiabilidad operativa y amplía además la vida de servicio del sistema. La funcionalidad de sobreelevación proporciona reservas añadidas de energía (hasta el 1.000 por ciento durante 10 ms, hasta 30 °C). función de "On/Off remota" permite que el usuario conecte y desconecte las unidades desde el exterior del armario eléctrico. Los usuarios están en condiciones de comprobar el estado de salida mediante el contacto del relé sin potencial o la salida del transistor según se desee. Los terminales de conexión enchufables garantizan una sencilla sustitución, comprobación y desconexión de la conexión eléctrica.

Toda la familia "PRO-H" presenta un rango de temperaturas de trabajo de -25...+70 °C (aminorado a partir de 40 °C), una atractiva característica que permite su instalación en la mayor variedad posible de entornos de aplicación. Los problemas en el entorno de la conexión a la red eléctrica se manejan por medio de un elevado tiempo de derivación por fallo de suministro. La familia "PRO-H" deriva los fallos de suministro en > 20 ms a 115 VCA / 230 VCA. Visto en su conjunto, los elevados niveles de eficiencia energética junto con una atractiva relación precio/prestaciones suponen argumentos convincentes a favor de las nueve fuentes de alimentación diferentes de Weidmüller y los dos módulos de redundancia. Gracias a las numerosas homologaciones como CE, EN 60950, EN 50178, cURus según UL 60950, cULus según UL 508, ATEX y Clase 1 Div. 2, las fuentes de alimentación "PRO-H" resultan apropiadas para su uso en aplicaciones realizadas en todo el mundo.

Más información

/noticias/marcas/22-weidmuller