Início / Noticias / Beck / Transductores de presión diferencial 984A y 985A con ajuste automático del punto cero

Transductores de presión diferencial 984A y 985A con ajuste automático del punto cero

A partir de la presión existente en una instalación se puede deducir en muchos casos conclusiones fiables sobre su estado; ya sea en la automatización de edificios, la técnica de climatización y de sala blanca, en el control de válvulas y flaps o en la supervisión de ventiladores y soplantes. El sensor más utilizado en estos casos es un transductor de la presión diferencial, pues permite extraer conclusiones sobre la diferencia, el exceso o la deficiencia de presión en el sistema.

Transductores de presión diferencial 984A y 985A con ajuste automático del punto cero

Sin embargo los transductores de presión diferencial utilizados hasta ahora tenían una desventaja: el ajuste del punto cero, para compensar la variación debida al envejecimiento, la temperatura o los efectos propios de la instalación, debía realizarse siempre de forma manual. Los nuevos sensores de la serie 984A y 985A trabajan ahora con un sistema automático de compensación del punto cero. Esta novedad permite prescindir del mantenimiento periódico una vez instalado el sensor. Una ventaja considerable, pues evita tener que desmontar techos intermedios o la contaminación por parte del técnico de mantenimiento. En instalaciones donde se requiere un nivel máximo de higiene o elevada seguridad con acceso restringido, eso representa un importante ahorro de costes de explotación frente a las soluciones convencionales.

El nuevo transductor de presión diferencial está disponible en dos modelos: el 984A con carcasa cilíndrica (diámetro 85 x 58 mm) y el 985A con carcasa cuadrangular IP65 (81 x 83 x 60 mm).

Los dos modelos trabajan con una pequeña válvula para efectuar el ajuste periódico de offset o de punto cero. La tensión de servicio es de 24 VAC/VDC. La señal de salida trifilar puede ser configurada opcionalmente para 0...10 V o bien para 4...20 mA (20...500 ohmios de carga) por puentecillo conductor. El consumo máximo se sitúa, con indicador LED, por debajo de los 150 mA; sin indicador incluso por debajo de 60 mA. Los sensores son aptos para la aplicación en el aire y en gases no agresivos. Pueden ser conmutados entre dos rangos de presiones. El rango de medición se sitúa entre 0...25 Pa y 0...250 kPa, dependiendo del modelo. También mediante puentecillos conductores se ajusta el tiempo de reacción in situ, p. ej. para suprimir la indicación de golpes breves de presión. Ésta última es útil para medir caudales. Los sensores con carcasa cilíndrica se corresponden con el tipo de protección IP 54 y los de carcasa cuadrangular incluso el tipo IP 65.

Más información

/noticias/marcas/93-beck