Início / Noticias / Mayr / Embragues limitadores de par anticorrosivos: Protección contra sobrecargas resistente al agua

Embragues limitadores de par anticorrosivos: Protección contra sobrecargas resistente al agua

Ha aumentado la demanda de embragues limitadores de par anticorrosivos con gamas de potencia más altas, por eso mayr® power transmission ha ampliado su probada serie EAS®-HTL incluyendo un embrague alojado que consigue doblar el par desde 1.200 Nm hasta 2.400 Nm.

Embragues limitadores de par anticorrosivos: Protección contra sobrecargas resistente al agua

Los embragues limitadores de par anticorrosivos protegen contra los daños causados por la sobrecarga y demuestran su capacidad en numerosas aplicaciones en las que la humedad y la suciedad son las condiciones ambientales del día a día. En caso de averías o colisiones, limitan el par en la transmisión según un valor definido, evitando así grandes daños económicos, tiempos de parada y trabajos de reparación. Los embragues alojados de la serie EAS®-HTL pueden integrarse a posteriori en construcciones y sistemas existentes.

Las pestañas del alojamiento y los ejes han sido dimensionados según los estándares IEC/B5 y NEMA. Como estos embragues son muy cortos facilitan la integración en los accionamientos existentes. Además, el alojamiento de acero sólido y muy rígido permite fijar cargas suspendidas. Al ser hermético se evita no solo la penetración de la humedad y del polvo, sino también tener que deslavar los lubricantes utilizados en los embragues limitadores de par EAS®-NC o EAS®-Compact® instalados.

Si no se producen averías durante el funcionamiento, estos embragues limitadores de par transmiten un par sin juego angular durante toda la vida útil, por lo que también son adecuados para accionamientos exigentes y dinámicos. Se ajustan de fábrica al par solicitado en el pedido. Si se excede este par debido a una sobrecarga o colisión, los embragues se desacoplan y separan la entrada y la salida en cuestión de milisegundos. Un interruptor de fin de carrera integrado reconoce este desacoplamiento y emite una señal que puede utilizarse, por ejemplo, para desconectar el accionamiento. El tiempo de desacoplamiento depende de la rigidez del eje, así como de la fuerza y velocidad de la colisión.

Durante el desacoplamiento, los muelles cónicos con curva característica negativa garantizan un descenso inmediato del par y no solo cuando el par aumenta excesivamente, hecho este que debe aceptarse al utilizar otros embragues limitadores de par de retención de bola. Después de una sobrecarga, el comportamiento de reacoplamiento del embrague limitador de par de la serie EAS®-HTL depende de su diseño.

Los embragues de trinquete se vuelven a acoplar automáticamente en cualquier posición, volviendo a estar inmediatamente listos para el servicio. El comportamiento de los embragues sincrónicos es similar, excepto que estos se acoplan en las exactamente en las posiciones definidas para los lados de entrada y salida. No obstante, los embragues de sobrecarga permanecen desacoplados hasta que vuelven a acoplarse manualmente o utilizando dispositivos adecuados. La energía almacenada en los componentes giratorios puede salir libremente. Este tipo de desacoplamiento es el preferido para momentos de inercia de masas grandes y altas velocidades.

Más información

/noticias/marcas/137-mayr