Início / Noticias / ABB / ABB está usando sus propios robots IRB 140 para aumentar la productividad

ABB está usando sus propios robots IRB 140 para aumentar la productividad

 Los procesos industriales automatizados actuales de las industrias manufactureras son muy distintos de la inolvidable descripción que hiciera Charlie Chaplin de un trabajador que lucha desesperadamente por mantener el ritmo de una línea de montaje en la clásica película de 1936 “Tiempos modernos”.

ABB está usando  sus propios robots  IRB 140 para aumentar la productividad

ABB fue la primera empresa en presentar un robot totalmente eléctrico y controlado por microprocesador en 1974. Desde entonces, el papel de los robots industriales en la fabricación no ha dejado de aumentar y de contribuir a la productividad y la seguridad de estas industrias. ABB es un proveedor destacado de robots industriales, con más de 200.000 instalaciones en todo el mundo. En consonancia con el concepto de “predicar con el ejemplo”, ABB no sólo fabrica robots para su uso en la industria, sino que también utiliza robots para fabricar sus propios productos. Un ejemplo de este tipo es ABB Elektro­Praga, de Chequia, que emplea robots IRB 140 de ABB en la fabricación de sus bases de enchufe dobles.

Adquirida por el Grupo ABB en 1993, Elektro-Praga (ahora ABB Elektro-Praga) está especializada en accesorios de instalaciones eléctricas tales como disyuntores, interruptores, enchufes y productos de control para baja tensión. Para mejorar la calidad de sus productos, potenciar la productividad y reducir los costes, ABB ha instalado una nueva línea de producción en la fábrica de Jablonec nad Nisou en la República Checa para la línea Tango de fabricación de bases de enchufe dobles de la empresa. El sistema de producción incorpora tres robots de ABB de 6 kg de capacidad industrial.

Una pequeña maravilla

El robot IRB 140  ➔ 1–2 es compacto y está alimentado por una unidad de control de movimientos de altas prestaciones. Todas las máquinas de seis ejes cuentan con aceleración rápida y capacidad de carga elevada. El robot compacto es excepcionalmente rápido, preciso y potente. Tiene uno de los tiempos de ciclo más reducidos (de sólo 0,77 s) de los robots articulados.En el futuro, la fábrica se propone utilizar la misma unidad de producción para otras cuatro líneas de productos por lo menos. El ajuste de la línea de producción dura 10 minutos o menos, y se puede cambiar la variante del producto hasta 30 veces por semana, lo que se traduce en una “producción por encargo” flexible.

La unidad de producción incorpora tres cámaras digitales, una solución ideal para aplicaciones de creación de imagen, tales como montajes de alta velocidad o inspección de semiconductores. Las cámaras funcionan con software Cognex VisionPro, que admite la coordinación de los robots y hace posible que los brazos “tomen y coloquen” componentes en cada punto del proceso de montaje.

Mayor productividad

Como solamente precisan un operario, tres robots trabajan dos turnos de ocho horas al día. El tiempo de ciclo es de sólo 2,3 s por enchufe, y los robots procesan 8.500 bases de enchufe doble por turno. Antes de la automatización, cada turno precisaba hasta nueve personas para procesar 950 unidades por persona.

Los robots IRB 140 disponen de sofisticados sistemas de control que permiten la programación de diversas tareas. Puede incluirse cualquier número y prácticamente cualquier tipo de inspección visual dentro del ciclo, cambiando simplemente los parámetros del robot y los programas de PLC.

Las interrupciones o los errores se presentan en el monitor del operario, que indica exactamente cuál es el problema y dónde se ha producido, lo que permite reducir los tiempos de inmovilización al mínimo absoluto.

Tecnología adaptable

La flexibilidad del IRB 140 ha llamado la atención en otras partes de la planta de producción. Cuando se presentaron dificultades con el suministro de material en otra línea de montaje de interruptores, se resolvió el problema instalando otro IRB 140 enlazado con un sistema de visión. Esta solución se había aplicado anteriormente para resolver un problema de fabricación en otra estación de suministro de material de la planta. Ahora, los pequeños bastidores metálicos se suministran de forma fiable. La utilización de un solo robot aumentó la producción de la línea en un 15 por ciento.

La adaptabilidad es una de las razones del éxito del IRB 140. Otra es su facilidad de uso: una vez configurado el software, los operarios no necesitan más que unas pocas horas de formación.

Todos los brazos mecánicos tienen protección IP67 total, lo que permite una fácil integración del IRB 140 en una amplia gama de aplicaciones.

IRB 140

– Carga útil de 6 kg, alcance esférico de 810 mm con rotación de 360 grados, aceleración rápida y una gran envolvente de trabajo.
− Puede suspenderse en cualquier ángulo y permite una integración flexible, fácil y rentable.
− Trabaja con el controlador de robots IRC5 más reciente.
− Dos interfaces Ethernet permiten integrar PC para seguimiento de procesos, información de la producción y ajustes de programas.
− El lenguaje de software abierto y la configurabilidad del sistema permiten agregar nuevas funciones.
− Los brazos tienen un grado de protección IP67.
− La opción de detección de colisiones con retracción en todo el recorrido hace al robot fiable y seguro.
− La tecnología TrueMove y QuickMove de segunda generación garantiza la precisión de recorrido, la posición y la velocidad.


 

 

 

Más información

/noticias/marcas/10-abb