Início / Noticias / Rockwell Automation / El sistema de automatización de procesos PlantPAxTM ayuda a habilitar las plantas modulares

El sistema de automatización de procesos PlantPAxTM ayuda a habilitar las plantas modulares

Las plantas modulares se han convertido en la solución para muchos en la industria del proceso ya que los fabricantes tratan de controlar costos, expandirse geográficamente y mantener la uniformidad. En términos generales, una planta modular funciona con un sistema de control supervisor que controla una serie de equipos modulares de proceso, cada uno con un funcionamiento de unidad específico antes de mover el material flujo abajo en el proceso. Un equipo modular de proceso es una pieza definida de equipo, generalmente autónoma con su propio sistema de control, donde se transfiere el producto en y hacia un lote o en base continua.

El sistema de automatización de procesos PlantPAxTM ayuda a habilitar las plantas modulares

En términos simples, imagine un tubo de alimentación en un equipo modular, un bloque que representa la función de un equipo modular en particular, y una tubería que transporta el material procesado de distancia .

Los equipos modulares pueden ser pasteurizadores, calderas, calderas de fermentación, reactores o realizar otras funciones de las siguientes categorías: tratamiento de agua, cambio de temperatura, presión o composición, separación o combinación, sistemas especiales, servicios de planta y automatización de construcción.

Las plantas modulares ayudan a resolver los problemas de los usuarios finales que cuentan con menores recursos de ingeniería empresariales, la necesidad de construir plantas más rápidamente en ubicaciones geográficas más distanciadas y mantener producción de alta calidad y uniforme a nivel mundial. El uso de equipos modulares de fabricantes originales de equipos (OEM) a menudo equivale a un tiempo más rápido de la producción. Los fabricantes tienen la capacidad para mover los equipos modulares dentro de sus plantas, a otras instalaciones o crear una planta duplicada en cualquier sitio utilizando los mismos equipos modulares, lo cual también puede ayudar a mantener la uniformidad global. Además, los equipos modulares se entregan operativos, ya que se realiza la prueba de aceptación de fábrica (FAT) en la planta del fabricante original de equipo reduciendo así los costos de integración de corto plazo.

Aunque existen muchos beneficios con las plantas modulares, los costos de integración del equipo modular se han convertido en el costo principal de los usuarios finales. En muchos casos, los usuarios finales deben aprender el código dentro de cada equipo modular, escribir el código de interface que permite al sistema de control supervisor pasar comandos al equipo modular, leer nuevamente las variables de proceso y diagnóstico y luego desarrollar gráficos de la interface operador-máquina (HMI) para cada equipo modular.

Los usuarios finales necesitan fabricantes originales de equipos de proceso más que nunca por su capacidad básica de todo el funcionamiento de la unidad que producen. Los usuarios finales y fabricantes originales de equipos, por igual, pueden beneficiarse del sistema de control de procesos PlantPAx de Rockwell Automation® por su arquitectura de control a nivel de toda la planta y la capacidad de escalado. Como los fabricantes cambian grandes sistemas de control distribuido y múltiples controladores lógicos programables por pequeños controladores programables de automatización (PACs), los mismos pueden contar con el sistema PlantPAx para manejar todo, desde el proceso hasta el envasado. Con el sistema de control PlantPAx, los usuarios finales y fabricantes originales de equipos pueden capitalizar con menos capacitación, menos tiempo de integración y una mayor integración de datos sin problemas, brindando un producto de alta calidad y más coherente.

Más información

/noticias/marcas/4-rockwell