Início / Noticias / Universidad Vigo / La robótica industrial, bandera de la Universidad de Vigo

La robótica industrial, bandera de la Universidad de Vigo

La firme apuesta por la robótica de la Universidad de Vigo, y concretamente de la Escola de Enxeñaría Industrial, se volvió a hacer patente el pasado 14 de marzo con la firma de un acuerdo entre esta institución y Kuka Robots Ibérica, filial del grupo alemán Kuka Roborter, experto en robótica.

La robótica industrial, bandera de la Universidad de Vigo

Su objetivo: "Continuar formando a profesores alumnos en alta ingeniería industrial y también en innovación tecnológica", según señala el profesor del Área de Enxeñaría de Sistemas y Automática José Ignacio Armesto, que matiza que lo suscrito se traduce en una nueva aula, que se ha bautizado con el nombre de Kuka.

La Kuka está dirigida fundamentalmente a potenciar la formación para lograr una mayor capacitación de ambos colectivos en estos ámbitos. En este espacio, se instalarán un gran robot industrial y varias licencias de software para desarrollar los proyectos de robótica que cede dicha empresa de forma gratuita, además de su compromiso de actualización anual.

"Es un privilegio y una maravilla para nosotros", afirma este ingeniero, "pues de otra manera no nos hubiera sido posible acceder a materiales tan valiosos". "Solamente su coste económico asciende a más de 40.000 euros, así podremos seguir apostando por la robótica en la que cree firmemente la Universidad de Vigo y de la que ahora mismo es todo un bastión en Galicia e incluso España".

LOS PRIMEROS PASOS

El primer paso ya está dado pues dicho artilugio llegó el pasado fin de semana al centro de investigación de Vigo donde va a ser instalado durante las próximas semanas. "Se trata de un robot industrial de carga de hasta 15 kilogramos, un enorme brazo con tres puntos de articulación, de 1,80 metros de largo y hasta seis grados de libertad de movimiento", explica Armesto, que concreta que es similar a los que se pueden encontrar en muchas plantas de automoción o también otro tipo de industrias que se dedican normalmente a distintas tareas de ensamblaje.

"Lo adaptaremos para la enseñanza en las dos escuelas que actualmente dependen de Enxeñaría en Vigo", añade el experto. Pero lo mejor de esta máquina, opina, es que "es reprogramable". Según Armesto, "esta la característica básica de todo robot, algo que lo define, y, en este caso, según el programa que se le instale podrá realizar diferentes tareas dentro de su rango de funcionamiento".

Además, continúa relatando el profesor del Área de Enxeñaría de Sistemas y Automática , "la empresa proveedora nos regala también estas licencias con las que podremos trabajar con un robot simulado en ordenador, hacerlo de manera preconfigurada para después pasar al robot real". Todo está incluido en el Aula Kuka, puntualiza el experto.

LOS OBJETIVOS

En el Aula kuka se "cumplen varios objetivos básicos", indica también Armesto, que procede a enumerarlos: "Básicamente se trata de disponer de un incalculable y valiosísimo material de docencia reglada, que impartimos en la escuela, tanto para los profesores –para que se pongan al día y aprendan a manejar la última tecnología–, como para los alumnos a los que van a instruir tras familiarizarse con el dispositivo robótico". Así, el robot servirá no solo para la docencia reglada del centro y los cursos de grado adaptados al Plan Bolonia, sino también para prácticas de laboratorio o proyectos fin de carrera.

Por otra parte, este acuerdo permite a la Universidad de Vigo organizar en Enxeñaría un máster en Mecatrónica –mecánica, electrónica, automática e informática, los cuatro saberes básicos de la robótica–, que es un conjunto multidisciplinar muy importante que comienza a instaurarse en España.

Finalmente en esta aula se desarrollarán actividades complementarias, más específicas, para la formación del profesorado, tanto a nivel profesional como científico. Se trata de que esta sea "un aula viva", dice Armesto, que señala asimismo que lo que se pretende es que "continúen desarrollándose proyectos, para que se mantenga en el tiempo".

CAMINO DE FUTURO

La robótica no es un ámbito novedoso para la Escola de Enxeñaría Industrial de la Universidade de Vigo, que desarrolla no solo robótica industrial, sino también otras aplicaciones. El objetivo docente en esta ocasión es lograr "más práctica, real y útil para la actual vida laboral de los alumnos, que se pondrán en contacto con este nuevo robot", según señala Armesto. Pero, además, se quiere fomentar la robótica de investigación.

En ese sentido, el centro vigués está desarrollando los proyectos Rato y Bellbott que, como el propio experto ilustra, "son más de película, para entendernos, más de ciencia ficción, pero reales, con prototipos experimentales que ya funcionan en la práctica". "Y, aunque de momento con funciones muy básicas, como un aspirador o cortacésped automático, su sirven de manera primordial para prestar servicios a los humanos", añade el docente de las Escola de Enxeñaría Industrial de la Universidad que dirige Salustiano Mato, que acudió a la presentación para la prensa del robot.

Por otra parte, el profesor indica que esta nueva tecnología también proporcionará a los profesionales del centro ayuda en sus "teorías básicas, diarias o de necesidad, como las laborales, sanitarias, de seguridad, de asistencia a personas con problemas de movilidad, etc". Este aspecto acerca a la Universidad de Vigo cada, sin duda, cada vez más a un futuro que hoy día no resulta ya tan lejano, en plena era de la tecnología.

Más información

/noticias/marcas/57-universidad-vigo