Início / Noticias / KUKA / Celda robotizada para el rebarbado de piezas de forja y fundición

Celda robotizada para el rebarbado de piezas de forja y fundición

La ingeniería Aldakin concluye con éxito su proyecto de i+d+i; desarrollo de una celda robotizada para el rebarbado de piezas de forja y fundición.Aladakin S.L. es una empresa con 25 años de experiencia, un grupo empresarial moderno, en constante crecimiento e innovación, que ofrece una respuesta integral en diversas áreas; i+d, ingeniería, instalaciones eléctricas, automatismo, robótica, etc

Celda robotizada para el rebarbado de piezas de forja y fundición

SITUACIÓN DE SALIDA / TAREA

La empresa guipuzcoana Irizar Forge dedicada al mercado de los productos para elevación de cargas pesadas, contó con la colaboración de Aldakin para la optimización de su proceso de producción de ganchos de elevación de gran tonelaje para grúas de puertos marítimos.

REALIZACIÓN / SOLUCIÓN

La célula robotizada KUKA es una célula para rebarbado, desbaste y pulido de piezas de fundición y forja de pequeño y gran tamaño. En el caso de piezas pequeñas el robot transporta la pieza y el útil de trabajo está fijo sobre una estructura. Sin embargo, en el caso de piezas de gran tamaño, la pieza está fija y el robot transporta la herramienta de trabajo.

La mayor parte de piezas de fundición y forja permiten tolerancias de fabricación amplias, 5 mm por ejemplo, pero la rebaba a eliminar puede ser de menor dimensión, 2 mm por ejemplo. Por esta razón la pieza se fabrica con un error mayor que la rebaba que hay que eliminar.

Este hándicap hace que sea imposible trabajar sobre la pieza sin que el robot tenga colisiones, ya que todas las piezas fabricadas con idéntica referencia son a su vez diferentes entre ellas.

RESULTADO / ÉXITO

Para solucionar este problema la célula KUME dispone de elementos de medida que retroalimentan a un sistema algorítmico con controles adaptativos de desarrollo propio, que modifican las trayectorias teóricas del robot KUKA adaptándolas a las superficies reales de cada pieza.

Este proyecto se llevó a cabo con la empresa Irizar Forge, empresa guipuzcoana afianzada en el mercado mundial de movimiento de cargas pesadas, que entre otros muchos fabrica ganchos de elevación de gran tonelaje para grúas de puertos marítimos.

Gracias a la celda KUKA, la empresa Irizar Forge ha conseguido en primer lugar, eliminar una tarea manual que se desarrolla en condiciones ambientales hostiles debido a las partículas de polvo férrico (calientes y frías) en suspensión.

Al mismo tiempo la automatización del proceso evita que el operario deba realizar un trabajo que requiere esfuerzos físicos severos y que podrían implicar riesgo de lesión.

También se reduce el tiempo de desbaste, con el consiguiente aumento de la productividad en un 50% y aumenta la calidad del acabado superficial de la pieza.

Por otro lado se consigue parametrizar el proceso de desbaste consiguiendo así normalizar esta tarea y por último pero no menos importante, se disminuye el número de piezas de rechazo, aumentando así la eficiencia energética del proceso productivo.

Más información

/noticias/marcas/97-kuka