Início / Noticias / Blog Automatas / Las tecnologías emergentes mejoran la confianza en la trazabilidad

Las tecnologías emergentes mejoran la confianza en la trazabilidad

A medida que se desarrolla la tecnología de la blockchain, es fácil ver cómo se integrará la plataforma con el DCS o el MOM en una cadena de suministro de alimentos

Las tecnologías emergentes mejoran la confianza en la trazabilidad

Ya han pasado más de diez años desde la publicación de Bitcoin, el libro blanco de Satoshi Nakamoto, bajo el título «Un sistema de dinero en efectivo electrónico peer-to-peer». Aunque el bitcóin propiamente dicho ha generado críticas y ha provocado división de opiniones, la tecnología sobre la que se ha desarrollado, la blockchain, ha despertado un interés considerable debido a su promesa de conservar registros digitales inmutables. Darcy Simonis, responsable de la red industrial de la división de alimentación y bebidas de ABB, explica las razones por las cuales las tecnologías emergentes son la clave para mejorar la trazabilidad y reducir el desperdicio de alimentos.

En 2008, en el libro blanco con el que empezó todo, Satoshi Nakamoto afirmaba haber «propuesto un sistema para realizar transacciones electrónicas que no dependían de la confianza». La idea era que el registro distribuido de la blockchain implicaba que todas las transacciones quedaban registradas, lo que eliminaba cualquier duda y aseguraba la confianza mediante una prueba no falsificable.

¿Pero qué es exactamente una blockchain o cadena de bloques?

Aunque a menudo se asocia con las controvertidas criptomonedas, la blockchain es una nueva tecnología cuyo potencial abarca mucho más que los sistemas de dinero en efectivo. Se trata de un tipo de tecnología de registro distribuido (distributed ledger technology o DLT) que en realidad se basa en un registro electrónico central compartido por ordenadores independientes, conocidos con el nombre de nodos. Estas redes DLT utilizan protocolos de consenso, lo que significa que no se pueden realizar cambios en el registro a menos que estén de acuerdo todos los usuarios del resto de nodos, lo que evita la manipulación de los registros.

Los registros se actualizan a partir del intercambio de vales digitales, motivo por el cual resultan tan apropiados para los sistemas de dinero en efectivo. Pero los fabricantes de envases de alimentos ya están empezando a probar la tecnología como un método para proporcionar trazabilidad de principio a fin a los consumidores, ya que pueden ver el origen de sus productos con un código QR y saber de dónde proceden los ingredientes, lo que genera una mayor confianza en el proceso.

Sin lugar a dudas, esta capacidad para demostrar la historia de un producto y sus ingredientes puede reducir considerablemente el desperdicio de alimentos. Hoy en día, un solo caso de intoxicación alimentaria puede ocasionar que se elimine toda una línea de productos y provocar su retirada, aunque solo sea problemático un único producto. La razón es que tanto el sector minorista como el de las grandes marcas quieren actuar de manera ágil y retirar los productos potencialmente nocivos, y actualmente no hay forma alguna de comprobar con rapidez la seguridad de otros productos de una gama. El problema acaba convirtiéndose en una cuestión de todo o nada, y siempre es más seguro retirar todos los productos, aunque esto implique un mayor volumen de desperdicio.

Los fabricantes y distribuidores de alimentos ya deberían disponer de sistemas para supervisar, registrar y rastrear los orígenes de los ingredientes y los detalles de los procesos, como el sistema de control distribuido (DCS) 800xA de ABB o el sistema de gestión de operaciones de producción (MOM) de ABB Ability. A medida que se desarrolla la tecnología de la blockchain, es fácil ver cómo se integrará la plataforma con el DCS o el MOM en una cadena de suministro de alimentos. Ya se están tomando medidas en este terreno.

Sin embargo, la blockchain no representará un cambio real para el problema del desperdicio de alimentos hasta que las empresas identifiquen la forma de trasladar las operaciones privadas a las blockchains públicas a las que los usuarios finales puedan acceder de manera fiable. Sin esta apertura, el proceso de identificación de productos seguros comparándolos con los potencialmente dañinos seguirá siendo largo, ineficiente e inevitablemente costoso.

Puede que muchos de nosotros no creamos necesariamente en el bitcóin por la inconsistencia de su valor, pero la blockchain parece ser un método fiable para la industria de la alimentación y las bebidas. En los próximos diez años, nadie duda de que la tecnología nos ayudará a frenar el desperdicio en la cadena de suministro de alimentos y a recuperar la confianza del consumidor.

/noticias/marcas/223-blog-automatas

Blog Automatas

Blog dedicado a comentar experiencias, tendencias, tecnologías y mercados relacionados  
con la Automatización Industrial