Início / Noticias / FLIR Systems / Mantenimiento e inspección de bujes en infraestructura eléctrica gracias a la termografía

Mantenimiento e inspección de bujes en infraestructura eléctrica gracias a la termografía

La tecnología termográfica a la rutina de inspección le permite supervisar infraestructura eléctrica en condiciones operativas 

Mantenimiento e inspección de bujes en infraestructura eléctrica gracias a la termografía

Los fallos de bujes pueden costarle a su empresa millones de euros en ingresos perdidos por tiempo de inactividad, reparaciones y pago de horas extras a los trabajadores. Aproximadamente el 90 por ciento de todos los fallos de bujes los provoca el ingreso de humedad a través de juntas, grietas o sellados con fugas.

La humedad deteriora el aislamiento de los bujes, lo que puede provocar un fallo explosivo, lo que causaría daños en el transformador y otros equipos, y pondría en peligro la seguridad del personal. A través de inspecciones regulares, puede detectar fallos de bujes antes de que se produzcan. Los métodos de inspección tradicionales, incluidas las pruebas de microhmio o medición de factor de potencia, pueden requerir mucha mano de obra y que haya que poner el sistema fuera de servicio.  

UNA SOLUCIÓN

 Incorporar la tecnología termográfica a la rutina de inspección le permite supervisar el equipo en condiciones operativas con la frecuencia que desee. Puede localizar anormalidades de temperatura de forma eficiente utilizando un termógrafo de mano, como la cámara térmica FLIR T1020 HD.

Esta cámara ofrece las imágenes más nítidas, las temperaturas más exactas y la mayor flexibilidad.  Otro método que está captando cada vez más atención es el uso de sensores térmicos fijos como el FLIR A310 f. Ofrece tendencias de temperatura ininterrumpidas de componentes cruciales y los datos pueden enviarse a través de la red local o de soluciones basadas en la nube.

LOS RESULTADOS

La tecnología termográfica le permite establecer una infraestructura eléctrica mucho más fiable. Le ofrece la capacidad de recopilar datos de temperatura en tiempo real para ayudar a los operadores a mantener una red segura y eficiente. Puede inspeccionar el estado de los bujes a una distancia segura, desde fuera de la línea de vallado, lo que puede salvar vidas Utilizar la termografía para supervisiones rutinarias o continuadas podría ahorrarle a su empresa millones de euros en pagos por horas extras y por costes de reemplazos de urgencia.

Con la capacidad de detectar puntos calientes en los bujes antes de que se produzca un fallo, puede evitar un tiempo de inactividad innecesario y programar el mantenimiento según sus necesidades.

Más información

/noticias/marcas/419-flir-systems