Início / Noticias / Mitsubishi / CPU C80 integración completa de la línea de producción CNC

CPU C80 integración completa de la línea de producción CNC

Mitsubishi Electric ha lanzado un controlador CNC ultra rápido compatible con su plataforma más potente de PLC de la serie iQ-R

CPU C80 integración completa de la línea de producción CNC

La nueva C80 CNC CPU de Mitsubishi se monta junto con los módulos existentes del PLC de la serie iQ-R, permitiendo el control en nanómetros sobre las funciones de máquina herramienta. Cuando se aplica como parte de una Plataforma iQ-R, contribuye al control integrado de toda una línea de producción de fabricación.

Esto no sólo mejora el rendimiento general, sino que, debido a la facilidad de integración y un entorno de programación común, GX Works3, puede ahorrar una cantidad considerable de tiempo en la fase de diseño y puesta en marcha. 

La nueva Serie C80 CNC permite un sistema completo de control de línea de producción para aumentar el valor añadido y reducir su coste total de propiedad (TCO) en cinco áreas clave: mejoras en la productividad, facilidad de uso, conectividad, seguridad funcional y fiabilidad.

Según Frederik Gesthuysen, la característica más importante del módulo de CPU CNC C80 y la combinación de PLC iQ-R es la facilidad para manejar líneas de producción complejas con una sola plataforma de control. "Las ventajas de integrar un potente controlador CNC con nuestro PLC modular más avanzado, el iQ-R, es claramente la ganancia de rendimiento que obtienes al tener ambos dispositivos comunicándose a través de un bus de alta velocidad; Juntos pueden coordinar y manejar una línea de producción completa con robots y máquinas herramientas. La rápida gestión de datos y la operación perfectamente síncronizada no sólo aceleran la producción, sino que pueden mejorar la calidad y permitir que más operaciones se realizen en un espacio más pequeño aumentando la rentabilidad ".

El C80 CNC y el PLC iQ-R ofrecen una serie de beneficios para la industria automotriz, donde se realizó el trabajo de desarrollo original. También destacan otras aplicaciones de fabricación automatizadas complejas que de otro modo habrían empleado varias soluciones y controladores CNC diferentes. Configurado con hasta 3 CPUs (21 sistemas de pieza y 48 ejes), por ejemplo, el C80 es capaz de controlar máquinas muy complejas.

Un tiempo de ciclo reducido para los comandos dentro de la plataforma de control es la clave para aumentar la velocidad y el rendimiento del sistema. Utilizando una única plataforma de automatización que se comunica (entre CPU) a través de la transferencia de datos a alta velocidad, se logra una comunicación óptima entre los drivers. Esto permite que los cálculos operacionales sean realizados por una estructura completa de hardware para la solución CNC, por lo que al calcular en nanómetros se incrementa el movimiento total de los servomotores y husillos y se aumenta la precisión de la máquina.

Además de la velocidad y precisión añadidas, la serie C80 ofrece una serie de funciones de seguridad en plena conformidad con las normas de seguridad que cubren todo el sistema incluyendo CNC, accionamiento, sensores y comunicación.

Junto a la función de vigilancia de la señal de seguridad que supervisa las E / S de la señal redundante, este sistema está equipado con Safety Limited Speed (SLS), una función para supervisar la velocidad de una parte móvil y las respectivas funciones de apagado. Las condiciones de funcionamiento de estas funciones de seguridad se pueden programar en los circuitos de la CPU del CNC y de la CPU del PLC, permitiéndole así construir un sistema de seguridad compatible con Safe Operating Stop (SOS), Safe Torque OFF (STO) y Safe brake control (SBC).

Más información

/noticias/marcas/39-mitsubishi