Início / Noticias / PEPPERL+FUCHS / Sensor de ultrasonidos en acero inoxidable

Sensor de ultrasonidos en acero inoxidable

El UMB800 de Pepperl+Fuchs es el sensor de ultrasonidos en acero inoxidable macizo más pequeño del mundo

Sensor de ultrasonidos en acero inoxidable

El sensor de ultrasonidos UMB800 de Pepperl+Fuchs hecho enteramente de materiales conformes con la FDA (Food and Drug Administration: Administración de Medicamentos y Alimentos, por sus siglas en inglés). Con su gran alcance de detección y diseño muy compacto, abre nuevas posibilidades de automatización en aplicaciones higiénicas.

Los nuevos sensores de la serie UMB800 cuentan con una carcasa higiénica hecha completamente de acero inoxidable V4A. La rugosidad de la superficie de la carcasa es inferior a 0,8 μm, lo que minimiza el riesgo de contaminación microbiana. El revestimiento exterior está herméticamente sellado y sin huecos. El sensor puede soportar el tratamiento con chorro de vapor y productos de limpieza agresivos. Cuenta con tipos de protección IP68/IP69K y certificación ECOLAB. No hay que cambiar los procedimientos de limpieza cuando el sensor se instala en sistemas existentes.

Con 18 mm de diámetro y 55 mm de longitud, el UMB800 es el sensor de ultrasonidos en acero inoxidable macizo más pequeño del mundo. El diseño compacto no reduce sus prestaciones: proporciona un intervalo de medición excepcionalmente amplio, con una zona muerta (de insensibilidad) de solo 70 mm y un alcance de detección de 800 mm.

El sensor cumple con las directrices EHEDG (European Hygienic Engineering & Design Group): consorcio de fabricantes de equipos, industrias alimentarias, institutos de investigación y autoridades públicas sanitarias, fundado en 1989, con la finalidad de promover la higiene durante el procesado y envasado de alimentos). Todos los materiales son conformes con la FDA. La certificación cubre el soporte de montaje higiénico, desarrollado especialmente. No se necesitan herramientas para el montaje. El sensor es resistente a fluctuaciones significativas de temperatura y sigue funcionando a una temperatura de operación continua de hasta 85 °C.

La serie UMB800 está diseñada principalmente para su uso en aplicaciones higiénicas (alimentos y productos farmacéuticos). Demuestra sus puntos fuertes cuando se utiliza en aplicaciones en ambientes agresivos, como los que se dan en la industria química o la vulcanización. Lo mismo es cierto para sistemas en los que se utilizan métodos de limpieza robustos. Las aplicaciones típicas incluyen el envasado de alimentos en bandejas termoconformadas y la medición del nivel de llenado en tolvas de recepción, así como aplicaciones en la producción de neumáticos de coches o procesos en los sistemas de galvanoplastia y de pintura, por ejemplo, para detectar las piezas que entran y salen de un baño ácido.

La voluntad de asumir riesgos empresariales, el espíritu pionero y el firme convencimiento en sus propias capacidades de creación - estos eran los activos con que comenzaron Walter Pepperl y Ludwig Fuchs en 1945 cuando abrieron su tienda de reparación de radios en Mannheim. La creación del detector de proximidad algunos años más tarde demostró su fuerza. También fue el punto de partida de una historia de éxito determinada por las estrechas relaciones con los clientes, así como por los innovadores procedimientos y tecnologías de automatización.

Entonces, como ahora, nuestra atención está totalmente dirigida a las necesidades individuales de cada cliente. Ya sea como pioneros en la protección contra explosiones de los dispositivos eléctricos, o como un líder innovador en sensores de altas prestaciones - la estrecha comunicación con nuestros clientes es lo que nos ha permitido convertirnos en líderes de la tecnología de automatización. Nuestro principal objetivo es la combinación de las tecnologías más avanzadas y los servicios completos para optimizar los procesos y las aplicaciones de nuestros clientes.

Más información

/noticias/marcas/53-pepperl-fuchs