Início / Noticias / Fluke / Supervisión de temperatura sin contacto en zonas peligrosas

Supervisión de temperatura sin contacto en zonas peligrosas

Sensores MI3 ahora con certificación ATEX Ex, minimiza los costes por punto de medición: permite usar dos sensores MI3 de seguridad intrínseca con una fuente de alimentación y el módulo de comunicación instalados a una distancia de hasta 15 metros

Supervisión de temperatura sin contacto en zonas peligrosas

Todos los modelos de la versátil serie de sensores infrarrojos MI3 de Fluke Process Instruments ahora también están disponibles como versiones intrínsecamente seguras para su uso en entornos peligrosos. Los sensores inteligentes en miniatura están totalmente certificados ATEX e IECEx para su uso en las zonas 1 y 2 (gas) y las zonas 21 y 22 (polvo).

El fabricante suministra un paquete completo intrínsecamente seguro que incluye el sensor, una caja de comunicaciones y una fuente de alimentación Ex. Los tres componentes están clasificados IP65, y cada uno puede intercambiarse fácilmente en campo sin necesidad de re-calibración de todo el sistema. Una fuente de alimentación puede alimentar uno o dos sensores MI3 de seguridad intrínseca. Los cables de los sensores pueden ser de hasta 30 m de largo en total, lo que proporciona una gran flexibilidad para configurar escenarios de supervisión seguros.

Con una carcasa de acero inoxidable que integra la electrónica, el robusto pirómetro MI3 es el sensor digital de temperatura por infrarrojos autónomo más pequeño del mercado para instalación fija. La serie MI3 comprende pirómetros con varios márgenes espectrales y aplicaciones, incluidos los modelos 1M y 2M de longitud de onda corta con una excelente resolución 100:1 y un tiempo de respuesta de 10 ms, que son adecuados para supervisar temperaturas de hasta 1800 ° C. Cada cabezal sensor MI3 de seguridad intrínseca se etiqueta con la certificación Ex i.

En el caso del MI3100, la certificación también abarca la función de mirilla láser que facilita la colocación y posicionamiento sobre el objetivo. Los sensores MI3 tienen excelentes propiedades de compatibilidad electromagnética y se pueden utilizar a temperaturas ambiente de hasta 180 °C. Las cajas de comunicación están disponibles con interfaces RS485, Modbus, Profibus, Ethernet y Profinet IO y con cuatro salidas analógicas aisladas galvánicamente. La detección automática del cabezal y la comunicación digital entre el sensor y la caja permiten su conexión y uso inmediato (plug and play).

Las certificaciones ATEX y IECEx abren muchas áreas adicionales para la serie MI3, por ejemplo, procesos siderúrgicos que utilizan atmósferas de hidrógeno tales como el galvanizado, el recocido, el chapado y el revestimiento; la reducción con hidrógeno en la industria solar; las aplicaciones petroquímicas, como las calderas de supervisión y recuperación de azufre, el control de reactores, tuberías y llamaradas; la producción y el almacenamiento de diversos productos químicos y agrícolas tales como vinilo, fertilizantes, almidón, alcoholes y harina; la detección de fuego; la supervisión de equipos de minería y transportadores; la eliminación de residuos peligrosos; y el tratamiento de aguas residuales

Más información

/noticias/marcas/318-fluke