Início / Noticias / Wenglor / Sensores inductivos para temperaturas extremas

Sensores inductivos para temperaturas extremas

Los sensores inductivos de wenglor y wenglorMEL aseguran una detección fiable de objetos metálicos en rangos de temperatura extremas

Sensores inductivos para temperaturas extremas

Con tres gamas de sensores inductivos diferentes, esta cartera de productos abarca un amplio rango de temperaturas de -60 a +450 Cº. La disponibilidad de este sistema se incrementa gracias a la ampliación de distancias de conmutación y la salida de mantenimiento patentado .Con una durabilidad de entre siete y diez años, los doce sensores resistentes son productos de alto rendimiento, fiables para su uso en industrias automotomóvil , metal, alimentos y vidrio.

El sensor inductivo INRT450 para temperaturas extremas es el pionero a nivel mundial en cuanto a lo que resistencia al calor y al frío se refiere. Con un rango de de -60 a +450 Cº y una distancia de conmutación de 25 mm, el sensor domina exigentes tareas de detección en intervalos de temperaturas extremas. Lo que hace esto posible, es la separación entre la unidad de evaluación y la cabeza del sensor, así como longitudes de cable de 5 a 20 metros. La cabeza del sensor es de cerámica lo que lo capacita para soportar calor y frío extremos de manera continuada al mismo tiempo que detectar con precisión objetos metálicos. A una temperatura ambiente de 450 Cº por ejemplo, el sensor tiene una vida útil de 100 000 horas, lo que corresponde a aproximadamente once años


Resistente al Calor y al Frío – Durable

Los modelos INTT25 y INTT40 también son muy eficientes cuando se trata de la resistencia a temperaturas extremas. Equipados con un detector de distancia de 25 mm a 40 mm, los nuevos sensores están diseñados para zonas calientes y frías de entre -10Cº y + 250Cº. El Teflon (PTFE) cabeza del sensor resiste una temperatura ambiente de 250 ° C durante la impresionante cifra de 60.000 horas, e incluso 100.000 horas a 200 Cº. Además, la innovadora combinación de longevidad y resistencia al calor y al frio hace que el inductivo wenglor lo hace especialmente adepto.

Así mismo, todos los modelos incluyen una salida de mantenimiento patentada que atrae atención inmediata a mantenimiento y previene costosos tiempos de inactividad del sistema. Las distancias de conmutación prolongados de 25 y 40 mm se pueden seleccionar fácilmente y convenientemente con un potenciómetro, y los cabezales de los sensores son rápidos y fáciles de reemplazar.

Amplia gama de Aplicaciones en Rangos de Temperaturas Extremas

Los nuevos sensores pueden ser utilizados en una amplia gama de aplicaciones: desde las industrias automotrices y de metal hasta industrias alimentarias y de vidrio. Así mismo, para indústrias de pintura por inmersión catódica de automóviles, fabricación de componentes cerámicos tales como pinzas de freno, bujías y convertidores catalíticos, o para indústrias dedicadas a la producción de azulejos y vidrio: vigilancia y seguimiento de zonas calientes es una de las aplicaciones principales de los nuevos sensores de wenglor. Pueden ser utilizados en áreas PWIS sensibles porque están fabricados sin silicio. Pero las capacidades centrales de la serie del sensor también incluyen tareas de detección en zonas frías, como instalaciones de almacenamiento en frío utilizados por la industria alimentaria para la refrigeración y congelación.

Más información

/noticias/marcas/44-wenglor