Início / Noticias / Baumer / Sensores fotoeléctricos y ultrasónicos con el mismo diseño

Sensores fotoeléctricos y ultrasónicos con el mismo diseño

Baumer amplía la gama de sensores NextGen, con el  nuevo sensor U500 de tecnología de ultrasonido que es idéntico en diseño y tamaño al sensor fotoeléctrico de la serie O500.

Sensores fotoeléctricos y ultrasónicos con el mismo diseño

Este diseño Onebox es aplicable a todos los principios de funcionamiento existentes ofreciendo la máxima flexibilidad durante la fase de planificación. En procesos de diseño donde en función de los requerimientos del sistema es inevitable modificar la tecnología de los sensores a colocar, estos se pueden intercambiar de forma rápida y sencilla sin necesidad de corregir los esquemas realizados. Además de los sensores U500 y O500, el más pequeño de la gama, el sensor fotoeléctrico serie O300 completa la nueva familia de sensores con avanzadas prestaciones.

Mientras los sensores fotoeléctricos, gracias a su punto de luz preciso, están predestinados a aplicaciones con objetos muy pequeños y de alta velocidad, la gran ventaja de los sensores  ultrasónicos es que detectan casi cualquier objeto. No dependen del color, de las características del material o de las transparencias del mismo ni incluso de condiciones duras como gran cantidad de suciedad.

El sensor U500 ocupa un lugar especial dentro de la gama de sensores ultrasónicos debido a su funcionamiento versátil. Llega a los 1000mm de distancia de detección, ofreciendo la máxima distancia posible dentro de los sensores de su categoría. Un tiempo de respuesta corto aumenta sus posibilidades de aplicación. Una ventaja adicional es la forma de su cono sónico, estrecho y simétrico. Con un diámetro de 80mm para detectar un objeto situado a una distancia de 500mm. Esto permite al sensor U500 ser utilizado en aplicaciones con espacios limitados.

Además, el sensor U500 se distingue por tener una fiabilidad extraordinaria basada en su gran exceso de ganancia. De esta manera, se garantiza de forma fiable un funcionamiento óptimo. Su robusta carcasa (IP67) y su nuevo transductor también contribuyen a hacer del  U500 un sensor resistente. No le afecta la suciedad, las gotas de agua o incluso agentes de limpieza. Su versatilidad esta también demostrada por la disponibilidad del sensor U500 en tres principios de funcionamiento diferentes: como sensor de proximidad, como medidor de distancia y como barrera óptica de reflexión.

 

Más información

/noticias/marcas/59-baumer