Início / Noticias / Mayr / Controles de seguridad para frenos de seguridad que minimizan los riesgos y ahorran esfuerzos

Controles de seguridad para frenos de seguridad que minimizan los riesgos y ahorran esfuerzos

El prototipo de control para frenos ROBA-SBCplus examinado por la TÜV puede ofrecer hasta un nivel de rendimiento PLe y un nivel de seguridad integrada (SIL) 3.

Controles de seguridad para frenos de seguridad que minimizan los riesgos y ahorran esfuerzos

Mayr power transmission presenta un nuevo y eficaz control para su probada serie de frenos a de seguridad "ROBA-stop". El control para frenos "ROBA-SBCplus", desarrollado junto con expertos en seguridad de Pilz, es técnicamente superior en todos los sentidos en términos de los circuitos de contactor de seguridad. El prototipo de módulo examinado por la TÜV (organización certificadora alemana) puede ofrecer niveles de rendimiento máximos PLe y SIL 3.

Para que los frenos de seguridad puedan contribuir a la reducción de riesgos en máquinas y sistemas, es necesario equiparlos con un control eficaz. Los ejes verticales, por ejemplo, se encuentran entre las piezas más peligrosas de la máquina y pueden provocar lesiones graves en las personas. Si los operarios trabajan bajo cargas suspendidas, aparece un peligro potencial similar del equipo suspendido verticalmente. Con el objetivo de proteger a las personas de todos los peligros implicados en tales situaciones, primero deben evaluarse los riesgos funcionales restantes según el estándar de seguridad DIN EN ISO 13849-1 y posteriormente deben tomarse las medidas adecuadas para la reducción de riesgos. Al ser un componente mecánico, el freno está incluido dentro de la categoría de seguridad funcional según el citado estándar. Funcionamiento de los sistemas de seguridad

Los frenos de seguridad de Mayr power transmission funcionan según el principio "fail safe" o "a prueba de fallos" y están frenados sin alimentación eléctrica. El control para frenos se encarga de interrumpir eficazmente la corriente en la bobina magnética al desconectar el freno. El módulo de control para frenos funciona con semiconductores electrónicos libres de desgaste, por lo que garantiza fiabilidad y una frecuencia de conmutación prácticamente ilimitada. El prototipo de módulo examinado por la TÜV dispone de una construcción interna eficaz y puede ofrecer hasta un nivel de rendimiento PLe y una integridad de la seguridad de nivel (SIL) 3. La construcción interna a prueba de fallos del control incluye, entre otros, comprobaciones de diagnóstico internas para cortocircuitos, cortocircuitos a tierra e interrupciones de línea, así como una sobreexcitación fiable para liberar el freno y cambiar a una tensión de mantenimiento "holding" reducida con el freno desfrenado. Incluye muchas otras funciones de seguridad para el diagnóstico exhaustivo de errores y, en consecuencia, se monitoriza la tensión de salida para el freno. Una tensión excesiva en el freno durante la desconexión podría prolongar peligrosamente el tiempo de caída si, por ejemplo, esto hace que el eje vertical se libere.

Monitorizar los tiempos de conmutación que influyen sobre la distancia del freno es por tanto un componente integral del diagnóstico de errores incorporado. La evaluación de las señales de monitorización del frenado/ desfrenado, con prueba y su verificación, permite monitorizar el estado de conexión ON/OFF. Utilizando la monitorización del estado de conexión se evita eficazmente que el accionamiento se mueva y intente accionar el freno frenado. Esto permite detectar los fallos de fluencia, tales como el desgaste excesivo, que influyen sobre los tiempos de conexión. Las señales de salida del módulo de control para frenos que se encargan del estado de conexión del freno y de los mensajes de error deben monitorizarse mediante una entrada segura de PLC. Normalmente suele tratarse de un componente integral de los controles de seguridad superordinados para la máquina.  

Ventajas respecto a los circuitos de contactores La superioridad técnica del módulo de control para frenos en comparación con los circuitos de contactores de seguridad es diversa: gracias a los contactos de semiconductor electrónicos y libres de desgaste, es mucho más eficaz, seguro y permite renunciar al hardware complejo. El módulo sustituye al rectificador de activación rápida con sobreexcitación de tensión, al relé de seguridad, a dos contactores con contactos de espejo y a un supresor de chispas. Al reducirse el número de componentes funcionales, se ahorra bastante espacio en el armario de control ya que disminuyen los requisitos de cableado y espacio constructivo.

El mayor potencial de ahorro se consigue utilizando la plena capacidad de rendimiento del módulo y si ambos frenos se controlan simultáneamente de manera fiable. Pueden conectarse frenos con una corriente nominal de 5 A y no es necesario que los dos tengan una construcción idéntica.  Gracias a las múltiples funciones de seguridad integradas, una vez configurados los parámetros, los módulos se adaptan fácilmente y con rapidez tanto al freno correspondiente como a los requisitos del sistema en cuestión. Se parametrizan individualmente para cada freno, por ejemplo, al determinar la tensión de conexión, el tiempo de sobreexcitación, la tensión de mantenimiento o el tipo de desconexión. El esfuerzo que suele requerirse para la programación y la validación durante la conmutación al utilizar contactores, queda obsoleta con el uso de estos fiables controles para frenos.  Los ROBA-SCBplus son aptos para las más diversas aplicaciones críticas de seguridad gracias a su sencilla configurabilidad en el caso de que haya disponible una tensión de entrada de 24 a 48 VI en el circuito de potencia.

 

Más información

/noticias/marcas/137-mayr