Início / Noticias / Baumer / Baumer ha ampliado su gama de sensores NextGen

Baumer ha ampliado su gama de sensores NextGen

Tras el O500 llega el O300. Ambas series de sensores ópticos ofrecen el mismo nivel de prestaciones. Mientras que el pequeño O300 es especialmente adecuado para sistemas con un espacio muy limitado, el O500 se distingue en aplicaciones que requieren mayor rango. El cliente puede elegir un sensor exacto a sus necesidades.Ilustración: La nueva clase de prestaciones de los sensores ópticos de Baumer - el compacto O300 (izquierda) y el O500.

Baumer ha ampliado su gama de sensores NextGen

Con el O300, Baumer apunta al mercado en miniatura (25,4mm). Este tamaño se ha convertido en un estándar utilizado en una amplia gama de industrias en todo el mundo. Aquí, el O300 ofrece una gama de servicios que no tiene rival, y consigue un lugar especial en el segmento de los compactos. Por lo tanto, el nuevo sensor ofrece un mayor rango entre los de su tamaño, mientras que al mismo tiempo da el máximo nivel de fiabilidad a través de largas reservas de energía. Por otro lado, su insensibilidad a la luz ambiental permite que el O300 funcione perfectamente en condiciones de iluminación difíciles. Y la última generación Opto-ASIC de Baumer proporciona detección independiente del color de los objetos.

El O300 también establece el estándar en lo referente a facilidad de montaje. El haz de luz ya está alineado con los orificios de montaje, lo que reduce el ajuste necesario al mínimo y  ahorra costes de instalación. La funda metálica prensada también garantiza una instalación robusta y fiable. Y cuando el nuevo sensor óptico está en funcionamiento, impresiona por su larga vida útil, gracias a una carcasa completamente sellada y extremadamente estable.

El método de autoaprendizaje sin contacto también contribuye a su longevidad. En la serie O300, con la instalación de qTeach, no son posibles el desgaste y los problemas de fugas que a largo plazo puede sufrir el interruptor de presión mecánico convencional con partes móviles. Basta con tocar la superficie de aprendizaje con cualquier herramienta ferromagnética, por ejemplo un destornillador, para programar el sensor. Una luz LED azul da una retroalimentación visual clara, que gracias a su posición expuesta en la cabeza del sensor, es claramente visible desde todos los lados.

 

Esta nueva clase de sensor óptico emplea tres principios de detección. En primer lugar, un sensor de luz con supresión de fondo, que garantiza la máxima fiabilidad en la detección de objetos. En segundo lugar, un sensor retro-reflexivo, que funciona de forma fiable, incluso con superficies reflectantes. Este se caracteriza por una excepcional larga vida útil gracias a su mayor resistencia a la suciedad. Y por último, SmartReflect, una tecnología desarrollada por Baumer. Esta barrera de luz funciona sin reflector separado. Con SmartReflect, el tiempo de inactividad debido a un reflector defectuoso o sucio pertenece al pasado. Los tres tipos de sensores ofrecen la máxima seguridad y resistencia a la suciedad y al mismo tiempo su combinación en un solo dispositivo reduce el coste total.

Más información

/noticias/marcas/59-baumer