Início / Noticias / Mayr / Acoplamiento de ejes con medición de par integrada

Acoplamiento de ejes con medición de par integrada

El acoplamiento de ejes con medición de par ROBA®-DSM está basado en el ya comprobado y verificado acoplamiento de ejes sin juego angular ROBA®-DS. Puede utilizarse en una gran variedad de aplicaciones, desde la construcción de bancos de ensayo, pasando por las máquinas en serie hasta la monitorización de estado. Este sistema permite monitorizar fácilmente el estado de máquinas y sistemas. Utilizando los datos recogidos por el acoplamiento, permite un uso óptimo de la capacidad de las máquinas.

Acoplamiento de ejes con medición de par integrada

Para medir el par torsor de una pieza se requiere la transmisión de energía a dicha pieza y una transmisión de datos desde la misma. Para ello, hay muchos sistemas disponibles. En el pasado, tanto la energía como los datos se transmitían principalmente de forma inductiva. No obstante, este proceso tiene varias desventajas en comparación con la transmisión de datos del nuevo ROBA®-DSM.

La principal desventaja de los sistemas inductivos es que los datos solo pueden transmitirse en distancias cortas. Por tanto, trabajan fundamentalmente con estátores "encerrados", apoyados parcialmente por rodamientos, cuya carcasa dificulta la instalación y la sustitución.. Asimismo, la instalación debe llevarse a cabo con mucha precisión porque las distancias son muy cortas. Otra de las desventajas es la baja tolerancia a vibraciones y la desviación radial del eje. En los montajes con rodamientos es obligatorio un apoyo de par. En este sentido es importante observar la correcta alineación de los ejes de manera que los pares de fricción de los rodamientos no se vean reflejados en las mediciones. Los montajes sin apoyo de rodamientos requieren de cierta experiencia para centrar el rotor y el estátor.

Como el ROBA®-DSM no necesita carcasa, solo hace falta un espacio de instalación reducido. El estátor puede montarse fácilmente en cualquier posición en la circunferencia y para ajustarlo se permiten grandes tolerancias en todas las direcciones. Las distancias potenciales de hasta 5 mm son substancialmente mayores que en los sistemas de carcasa.

Otra de las principales desventajas de los sistemas inductivos es que la anchura de banda de transmisión suele ser baja en las versiones analógicas o que la velocidad de transferencia suele ser baja en las variantes digitales. En la mayoría de los casos, estos sistemas están especificados para hasta 1 kHz. Debido a la transmisión de energía y a los datos de medición a través del cable, estos sistemas requieren una separación compleja de las señales. El nuevo ROBA®-DSM con medición de par utiliza dos rutas completamente separadas para la transmisión de energía al rotor y la transmisión de los datos al receptor. Debido a la gran anchura de banda de 3,5 kHz, puede registrar eficazmente incluso procesos rápidos y dinámicos. La preparación de los datos en el rotor permite una amplificación óptima, así como compensar la desviación. El rotor dispone de un amplificador programable a través de la interfaz de radio. De esta forma el cliente puede llevar a cabo la compensación de la desviación en el rotor incluso después de la instalación. Además, con la ayuda del software, el usuario puede ajustar la codificación de direcciones y el canal de radio.

Otra de las ventajas es el uso de un sistema de radio codificado en la banda ISM de 2,4 GHz. No se requiere autorización para su uso dentro de la UE, ya que cuenta con una aprobación general. Este sistema también puede implementarse en otros mercados, pero para ello serán necesarias aprobaciones adicionales. El sistema utiliza hasta 80 canales y esto no supone ningún problema para poner en funcionamiento varios acoplamientos en el mismo entorno. La transmisión de datos está codificada con una dirección de forma que el receptor correspondiente es capaz de detectar y evaluar la señal.

La función de conexión por radio puede comprobarse en el receptor a través de una pantalla sencilla. Como la transmisión de datos es bidireccional y se reconoce cada paquete, es posible monitorizar la calidad de la conexión por radio. El receptor informa sobre cualquier mal funcionamiento en la conexión por radio o si faltan datos desde el transmisor. Debido a la alta velocidad de muestreo y a la rápida conexión por radio, el ROBA®-DSM alcanza unos valores muy buenos en caso de inestabilidad (máx. +/-68 µs) y retardo (normalmente 2 ms), que suelen ser substancialmente mayores que en los sistemas digitales.

Como en los sistemas industriales estándar, el ROBA®-DSM suministra una señal de salida de +/-10 V para el par en sentido horario/antihorario que puede utilizarse como señal de entrada para un PLC.. No obstante, como cada vez son más los sistemas de control basados en PC, supone una ventaja poder recopilar directamente datos digitales.. El nuevo sistema ROBA®-DSM incorpora una interfaz USB que permite leer los datos de medición en cualquier PC u ordenador con interfaz USB estándar. No se requiere hardware adicional para registrar los datos de medición. Por tanto, el operario puede obtener rápidamente un resumen de los datos de rendimiento actuales, a la vez que realiza registros con facilidad, incluso durante un tiempo prolongado. Es posible evaluar los datos posteriormente, utilizando programas adecuados como DIADEM, EXCEL y otros programas de cálculo tabulares. Se permite también una evaluación online, en la que los datos son leídos directamente utilizando, por ejemplo, LABVIEW, y procesados a tiempo real. Fig.1: El acoplamiento de ejes con medición de par integrado ROBA®-DSM está basado en el robusto acoplamiento de ejes sin juego angular ROBA®-DS.

Más información

/noticias/marcas/137-mayr