Usamos cookies para mejorar la experiencia de uso de forma constante. Al aceptar este mensaje o continuando con la navegación entendemos que das tu consentimiento para utilizar cookies en todas las páginas de infoplc.net.
Aceptar Política de cookies

Nueva gama de interruptores de seguridad con bloqueo con capacidades de seguridad mayores

  • Sábado, 06 Abril 2013

Los interruptores de seguridad con bloqueo Allen-Bradley Guardmaster TLS-ZR GD2 y TLS-ZL GD2 de Rockwell Automation, fabricados con la misma tecnología de estado sólido que el TLS GD2, están certificados con el nivel de seguridad más alto: nivel de prestaciones "e" (PLe) según EN ISO 13849-1.

El interruptor TLS-ZR GD2 se desbloquea al recibir tensión, mientras que el interruptor TLS GD2-ZL se bloquea al recibir tensión. Desde el punto de vista mecánico, estos nuevos interruptores son idénticos a los de la familia TLS-GD2 actual, excepto por un sensor RFID adicional de puerta que se monta directamente acoplado al actuador flexible.

El sensor RFID de puerta tiene una codificación única y proporciona al microprocesador que lleva integrada la información adicional sobre la posición de la puerta. Por lo tanto, en caso de que se dañe o se pierda una llave del accionamiento, el microprocesador puede desconectar las salidas de seguridad OSSD. Esta funcionalidad adicional es la que proporciona el nivel de prestaciones "e" según EN/ISO 13849-1.

Los nuevos interruptores también tienen contactos de estado sólido. Dos salidas PNP de seguridad y una salida PNP auxiliar sustituyen a los tradicionales contactos electromecánicos. Estos contactos de estado sólido pueden ser conectados en serie con otros dispositivos tales como cortinas de luz, paros de emergencia e interruptores magnéticos SensaGuard.

Los interruptores TLS-Z GD2 tienen un grado de protección IP69K, por lo que son adecuados para aplicaciones con proyecciones agresivas de agua como las usadas en las industrias de alimentación ac y bebidas, farmacéutica, solar y de semiconductores. Además el cableado se simplifica gracias a un conector M12 de 8 pines. Al tener un formato idéntico al de los interruptores TLS-GD2 estándar, se pueden reemplazar fácilmente las unidades existentes. Por esta razón representan una solución económica para la actualización a PLe: el nivel de prestaciones más alto.

Están disponibles accesorios para los interruptores, tales como sensores RFID de puerta, llaves de prioridad para emergencias, cables de liberación flexibles de 1 y 3 metros, y cubiertas antipolvo. Los interruptores también se pueden conectar a una amplia variedad de conectores, conexiones en T, y cajas de derivación, para adaptarse a aplicaciones específicas.

Más información:

/noticias/marcas/4-rockwell

>