Início / Noticias / Balluff / Sensores de inclinación BSI: para exigencias especiales

Sensores de inclinación BSI: para exigencias especiales

Los nuevos sensores de inclinación BSI basados en líquido, del especialista en sensores Balluff, detectan desviaciones respecto a la horizontal en un eje de hasta 360° sin contacto y en valor absoluto. Con una precisión extremadamente elevada de 0,1°C, una resolución de 0,01° y una deriva de temperatura de solo 0,01% /10K, son la elección ideal cuando se necesita, en aplicaciones complejas, detectar con precisión ángulos de inclinación o bien realizar un seguimiento continuo de movimientos rotatorios.

Sensores de inclinación BSI: para exigencias especiales

Los sensores de inclinación BSI incorporan una carcasa metálica compacta y robusta de categoría IP 67 y se pueden instalar fácilmente en sistemas con poco espacio disponible. Con su rango de temperaturas ampliado de -40°C a + 85°C, los sensores se destinan principalmente a aplicaciones de exterior.

Estos sensores de gama alta y alta precisión ofrecen sin embargo todo su potencial cuando se han de determinar desviaciones respecto al eje horizontal o vertical con altos niveles de resolución y precisión; por ejemplo, en centrales de energía eólica y termosolar, plantas de producción petrolífera y de gas, así como en tecnología médica, como es el caso de la tomografía computerizada y las instalaciones de radiación.

Los sensores de inclinación BSI de Balluff se basan en un principio de medida capacitiva y cuentan con una célula de medida basada en líquido. Estas células consisten en cuatro condensadores rellenos de un dieléctrico líquido. Dependiendo de la inclinación del sensor, el "horizonte" de este medio cubre los condensadores de forma diferente, lo cual provoca una variación de la capacidad, que es una medida del ángulo de inclinación. La señal de salida analógica de 4 – 20mA tiene una escala lineal para el rango angular de 360°C.

Más información

/noticias/marcas/7-balluff