Início / Noticias / Rockwell Automation / La nueva cámara de seguridad de Rockwell Automation tiene la misión de ayudar a proteger

La nueva cámara de seguridad de Rockwell Automation tiene la misión de ayudar a proteger

La última incorporación a la familia de productos optoelectrónicos de seguridad de Rockwell Automation, es la cámara de seguridad SC300 de detección de manos. Es un dispositivo compacto de protección basado en la visión (VBPD) de Tipo 3, SIL 2, IEC 62061, PLd EN ISO 13849-1, que utiliza la tecnología de procesamiento de imagen para detectar la intrusión de objetos a través de su ventana de detección.

La nueva cámara de seguridad de Rockwell Automation tiene la misión de ayudar a proteger

La función de detección de seguridad se realiza por un dispositivo de detección de imagen, el cual visualiza una única imagen bidimensional frente a un patrón pasivo como fondo. El principio de detección se basa en que un objeto de una determinada resolución bloquee la vista del dispositivo de detección de la imagen patrón.

Dirigido a aplicaciones de seguridad de maquinaria industrial pequeña y mediana, la cámara SC300 GuardMaster se puede utilizar para detección en rangos que van desde 400 x 400 mm hasta 1.500 x 1.500 mm.

La cámara SC300 es versátil, fácil de instalar y configurar, proporcionando una solución rentable, con una respuesta de 20 ms. Se trata de una solución de detección de mano que puede remplazar a las cortinas de luz de seguridad de 24-30 mm. Su pequeño tamaño y la compensación de la detección permiten que sea montado en la esquina interior o exterior de una abertura de marco, manteniendo la abertura mientras la cámara SC300 ayuda a proteger.

La cámara se utiliza junto con una cinta reflectora especial, que establece los límites del campo de detección. La cinta reflectora está disponible en dos resoluciones de 24 mm a 1 m para aberturas de 400 mm y de 30 mm a 1,5 m para las de 600 mm. No se requiere software para programar o enseñar al dispositivo el tipo de abertura que debe proteger; detecta automáticamente la cinta reflectante cuando el selector de aprendizaje externo o el conmutador de llave integrado se utilizan para desempeñar la función de aprendizaje.

La cinta reflectora es muy robusta y está diseñada para aplicaciones industriales; sin embargo, si se daña, la sección deteriorada de la cinta puede ser eliminada, remplazada y se realiza otra operación de aprendizaje.

Para aberturas más grandes, se pueden montar dos cámaras SC300 espalda contra espalda y sincronizados, de manera que el tamaño de la abertura máxima puede ser duplicado de 1,5 a 3 m. También es posible sincronizar dos cámaras SC300 en ángulos rectos entre sí, con el fin de proporcionar la detección en dos lados de una abertura, permitiendo que un operador trabaje libremente entre los lados opuestos de una máquina.

La instalación es un proceso muy sencillo de cuatro etapas.

1. La unidad se monta en la esquina de la abertura para ser monitorizada.

2. La cinta se aplica a las superficies interiores "opuestas" de la abertura.

3. El botón de aprendizaje (o un interruptor de llave exterior) activa la función de aprendizaje, que la unidad utiliza para detectar toda la longitud de la cinta.

4. La funcionalidad se verifica por medio de una varilla de prueba que viene incluida en el embalaje de la cinta. Las opciones incluyen: dos variedades de cintas; 2, 5 y 10 metros de cables de alimentación, y soportes de montaje de acero inoxidable.

Más información

/noticias/marcas/4-rockwell