Início / Noticias / Balluff / BMF 243: interruptor minúsculo con adaptador integrado

BMF 243: interruptor minúsculo con adaptador integrado

Los interruptores electrónicos de cilindro de la serie BMF 243, de Balluff, son de conmutación binaria, sensibles a campos magnéticos y destacan por su respuesta de conmutación precisa y sin rebotes, son de sencillo manejo y de aplicación universal. Con el BMF 243, este especialista en sensores ha completado su línea de productos con sensores de campo magnético para aplicaciones con muy poco espacio disponible.

BMF 243: interruptor minúsculo con adaptador integrado

El nuevo sensor compacto BMF 243 ofrece altas prestaciones para cilindros en imanes débiles y fuertes, y convence por su elevada precisión de repetición y bajo nivel de histéresis. Gracias a sus pequeñas dimensiones de 3,8 x 24 mm 3,0, es la opción ideal para sujeciones especialmente reducidas y cilindros con ranura en C. El adaptador ya está integrado en el sensor. Como resultado de ello no hace falta añadir otro adaptador para su montaje: al introducirse de forma sencilla en la ranura desde la parte superior, se puede montar fácilmente allí donde esté obstruido el punto de inserción o, por ejemplo, está cubierto por restos de soldadura o suciedad. Se adapta completamente a la ranura del cilindro sin que sobresalga. El punto de conmutación se ajusta en unos segundos con un destornillador. El BMF 243 se suministra junto a una abrazadera para cable que garantiza una óptima liberación y un cableado seguro.

Con los sensores miniatura de la serie BMF de Balluff, los diseñadores pueden realizar conceptos de aplicación muy dinámica en neumática que sólo se pueden obtener con componentes ligeros que necesiten poco espacio. El sensor compacto BMF 243 es un complemento ideal para los otros dos sensores miniatura de Balluff: el BMF 103 y el BMF 303. Ahora el usuario es libre de optar entre dos conceptos de montaje: el adaptador integrado o el montaje mediante adaptador en ángulo con ranuras en C.

Los sensores BMF detectan posiciones determinadas, como por ejemplo las posiciones finales de cilindros neumáticos, no sufren desgaste y detectan de forma precisa el imán permanente montado en el alambrón del pistón por medio de la pared del cilindro no magnético. En cuanto se acerca el pistón, la señal de salida conmuta al otro estado.

Más información

/noticias/marcas/7-balluff