Início / Historias de éxito / SIMAUPRO diseña encajadora Multiformato con robots FANUC

SIMAUPRO diseña encajadora Multiformato con robots FANUC

Uno de los crecientes mercados de la automatización de procesos industriales es la robotización del sector de la alimentación, y en concreto del sector conservero. Con la necesidad de abrirse al mercado mundial y competir con mano de obra más barata, sólo hay un camino para no verse abocado al cierre de una fábrica de conservas: la automatización de todos los procesos productivos y la mejora constante para hacer estos procesos más económicos, rápidos y eficientes.

SIMAUPRO diseña encajadora Multiformato con robots FANUC

Por otro lado, las grandes superficies comerciales conviven también en un mercado muy competitivo en el que precio y calidad juegan un papel de suma importancia en la actualidad. Es obvio, ya hoy en día, que las costumbres de consumo han cambiado y siguen cambiando debido a la crisis actual. El ahorro en la cesta de la compra es una necesidad en las personas más afectadas y cautiva la atención de las familias que todavía pueden comprar algunos productos de mayor precio o desean darse algunos lujos.

En definitiva, el mercado de las marcas blancas ha aumentado considerablemente y, como respuesta, las grandes superficies comerciales o cadenas de supermercados han entrado en una competencia de precios sin igual. Dentro de sus estrategias de ahorro de costes está la de optimizar el tiempo de reposición de los productos en las estanterías de los supermercados o la de variar la oferta del mismo producto en función de la temporada del año o de fechas señaladas.

Esto obliga a los fabricantes de conservas a evolucionar y mejorar su proceso de "packaging" y de "package", el primero referido al envoltorio del producto, y el segundo al embalaje donde se agrupan estos productos para su transporte y manipulación, es decir, la caja. De un mismo tamaño de lata de conserva se ofertan en estas superficies comerciales diferentes "packs" con dos, tres, cuatro o seis latas y con diferentes serigrafías (incluyendo las promociones).

Por otro lado, estos packs de conservas están contenidos en una caja serigrafiada con la marca del fabricante, o de la comercializadora, directamente sobre la estantería: es la caja "expositora". Esto produce como resultado un ahorro de costes en el personal de reposición del producto en las estanterías, pero obliga a una colocación concreta de los packs en el interior de la caja para que la marca comercial sea visible, de manera diferente a cómo se colocan en la caja cuando los packs se reponen uno a uno en las estanterías. Por este motivo, los fabricantes se ven obligados a hacer cambios y mejoras en sus sistemas productivos finales de embalaje. Sus necesidades se concretan en:

Velocidad de proceso (packs/min).

Cambio rápido de referencia. Series más cortas y más referencias.

Capacidad para nuevos formatos.

Bajo coste del proceso.

SIMAUPRO ha iniciado su andadura en el mercado de la maquinaria para "package" diseñando una encajonadora totalmente innovadora que cubre a la perfección estas necesidades. Se trata de una máquina encajonadora multiformato, con cambio rápido de referencia, capacidad para multitud de formatos y bajo coste, sin olvidar por ello la alta velocidad de encajonado.

Su diseño (Figura 5) se encuentra protegido por patente y se basa en la utilización de un robot FANUC de brazo articulado, un transportador de banda y un útil de cambio para cada referencia como herramienta del robot. El concepto es tan simple que hace que el precio del sistema sea inferior a cualquier otra máquina multiformato, pero enormemente versátil (para adaptarse a cualquier referencia).

El funcionamiento del sistema se basa en "encestar" los packs en la garra del robot. Una vez que el transportador de banda está cargado y se pone en marcha, los packs salen despedidos y se introducen en el útil situado en la muñeca del robot (que llamaremos "celdilla"). El robot de 6 ejes aporta una gran ventaja respecto a la maquinaria tradicional: un simple juego de parámetros hace posible adaptar, con mucha precisión, las posiciones de la celdilla para cualquier referencia. Esta celdilla, que es el útil de cambio, es simplemente una caja de acero con algunos dispositivos neumáticos que retienen los packs cuando entran y que luego desbloquean el paso en el momento de la descarga.

En función de la tipología de máquina, la caja expositora puede estar ya colocada en la parte trasera de la celdilla, con lo cual la descarga se haría directamente sobre un transportador de salida que cierra la caja al paso y la entrega al sistema de paletizado. En otras tipologías, con diferentes prestaciones, se descargan los packs sobre planchas de cartón para luego formar la caja (embalaje "wrap around") o en una caja ya conformada.

Además, la disposición espacial del robot, el transportador de banda y el útil de apertura o formación de la caja puede adaptarse al espacio disponible. Esta flexibilidad permite colocar toda esta maquinaria en espacios realmente reducidos. Prácticamente sólo existe una limitación de espacio que viene dada por la longitud del transportador, ya que ha de contener todos los packs que se vayan a introducir en la caja más un desviador para formar las filas. Por ejemplo, si se desea formar un paquete de cuadripack RO-100 (300 mm de longitud), en una formación de 6 columnas y cuatro filas, será necesario disponer de una longitud de 1.200mm (4x300mm) más 600mm de longitud de desviador, con un total de 1.800mm. Como el robot puede estar delante del transportador o a un lado, se podrá elegir aumentar el ancho o el largo a partir de esos 1.800mm.

La formación de la caja puede también estar a uno u otro lado, delante o incluso encima del transportador, optimizándose de este modo el espacio necesario. En la Figura 6 se muestra una posible disposición para espacios reducidos

Más información