Início / Historias de éxito / Endress+Hauser: Todo bajo control en el campo petrolífero

Endress+Hauser: Todo bajo control en el campo petrolífero

Pacific Rubiales Energy tiene unos objetivos muy ambiciosos: El grupo petrolero explota 20 nuevos pozos cada mes. ¿Cómo puede la técnica de medición aguantar este ritmo y ser eficiente? La solución es inalámbrica.

Endress+Hauser: Todo bajo control en el campo petrolífero

En Colombia se ha desencadenado una verdadera fiebre por las materias primas. Tras años de inestabiliad, por fin el país sudamericano puede explotar sus enormes yacimientos. Se espera que el petróleo contribuya a dar un importante impulso al desarrollo económico: la Agencia Estatal de Combustibles Fósiles tiene previsto ampliar la producción actual de unos 900.000 a 1,3 millones de barriles para 2015.

Pacific Rubiales Energy quiere jugar un papel importante en este crecimiento. En el año 2011 la compañía extrajo

250.000 barriles de petróleo al día, multiplicando por diez la producción en un plazo de cinco años. Los planes para el desarrollo futuro son ambiciosos: "Nuestro objetivo es conseguir 20 nuevos pozos cada mes", afirma Carlos Alberto González Pico, que dirige el área de técnica de automatización, medición y control.

El centro de producción se encuentra en la cuenca de Los Llanos, una llanura que ocupa grandes zonas de la mitad oriental del país, en la que Pacific explota el campo de Rubiales, actualmente la reserva más rica de Colombia, así como los vecinos campos de Pirirí y Quifa. Está previsto que la producción se amplíe a pasos agigantados: "Queremos aumentar el número de pozos productivos de los 370 actuales a 580", explica Carlos González.

Extraer lo mejor

Bajo la tierra roja de la cuenca de Los Llanos yace el crudo pesado. Debido a su viscosidad no es fácil de extraer. Para obtener un alto rendimiento, Pacific apuesta por un proceso de automatización intensivo. Carlos González: "Necesitamos información constante sobre el rendimiento de cada pozo y la calidad del petróleo extraído, con el fin de controlar óptimamente el procesamiento del petróleo, el tratamiento del agua y la inyección de la misma".

Pacific siempre sigue el mismo procedimiento. Varias perforaciones, cinco de media, se combinan en un bloque; a través de un colector llega el petróleo extraído al siguiente oleoducto. "En cada perforación medimos la presión y la temperatura, y en los colectores medimos nuevamente el  caudal y la presión", explica Carlos González. El colector está construido de tal forma que el petróleo procedente de los diferentes pozos puede pasar de forma individual por el caudalímetro. "Gracias a la tecnología de Coriolis, además de la masa, también podemos determinar la densidad y el volumen".

En términos de medición, esto no representa ningún problema. Sin embargo, con un cableado convencional el trabajo sería mucho mayor. Por este motivo Pacific se ha decidido por la tecnología inalámbrica WirelessHART de Endress+Hauser. El Dr. Andreas Rampe, Jefe de Producto para redes inalámbricas en Endress+Hauser, supervisa el proyecto en Colombia. "En la instalación definitiva, más de 800 equipos de campo transmitirán de forma inalámbrica sus valores medidos" —explica—, será una de las plantas inalámbricas más grandes del mundo".

Solución Wireless

La solución de Endress+Hauser se basa en unos adaptadores para la comunicación inalámbrica, adecuados para cualquier equipo de medición con protocolo HART. Una pasarela Fieldgate recibe las señales de los adaptadores, y las alimenta en la red del sistema de control.

"Nuestra solución con adaptadores en la instalación es extremadamente flexible ", subraya Andreas Rampe. La red inalámbrica trabaja según el principio de red en malla: los diferentes nodos están interconectados en forma de malla; las señales se transmiten de adaptador a adaptador, hasta llegar al receptor. Al mismo tiempo, los adaptadores inalámbricos alimentados por batería de Endress+Hauser abastecen con corriente a los equipos de medición de dos hilos instalados. "Esto ha simplificado enormemente la instalación en los campos petrolíferos de Pacific".

"Con un cableado convencional para la instalación de la medida de procesos hubiésemos tenido que excavar 100 metros cúbicos de tierra a modo de canaletas para pasar los cables, y tender 400 metros de cable para cada bloque", calcula Carlos González. "Hubieran sido necesarios 10 operarios durante 15 días de trabajo". La red inalámbrica reduce este trabajo a una fracción: "Para la instrumentación de un bloque con tecnología inalámbrica se requieren tan solo dos técnicos. Después de tres días de trabajo, todo funciona ". Un factor importante es el poco personal necesario para la instalación inalámbrica. "Los especialistas son un bien escaso en Colombia", subraya Carlos González. "Traer a expertos en avión, resulta extremadamente caro. La tecnología inalámbrica nos permite ahorrar mucho dinero, y al personal de mi departamento le ofrece la posibilidad de ocuparse de tareas más importantes".

Plena transparencia

"La instalación inalámbrica de Pacific ha funcionado de forma fiable desde el principio ", recalca Andreas Rampe. Los temores de que el empleo de unas torres de perforación móviles entre el emisor y el receptor pudiera interferir en la señal, fueron infundados: gracias a la estructura en malla, la red inalámbrica se reorganiza inmediatamente en caso de interrupciones; las señales sencillamente buscan una vía de transmisión libre a través de otros adaptadores. "Aquí WirelessHART ha demostrado ser extremadamente fuerte".

Las carcasas de los adaptadores tuvieron que ser repasadas: al principio, no estaban preparadas para soportar las grandes diferencias de temperatura y la elevada humedad. "Endress+Hauser ha reaccionado con gran rapidez y ha encontrado una solución viable al problema", alaba Carlos González.

Después de un año en funcionamiento sin problemas, el director del área de técnica de automatización, medición y

control de Pacific está totalmente satisfecho. Carlos González: "Ahora tenemos una visión global de lo que ocurre en nuestra producción y podemos acelerar el desarrollo de nuevos campos petrolíferos".

Más información