Início / Historias de éxito / Los robots de ABB ayudan a una tradicional fábrica de cerveza de la Selva Negra

Los robots de ABB ayudan a una tradicional fábrica de cerveza de la Selva Negra

La Selva negra de Alemania ha sido durante mucho tiempo famosa por su belleza natural y por la limpieza de sus aguas y su aire. También tiene una tradición de artesanía de precisión que se remonta a muchos siglos, con productos tales como los relojes que son famosos en todo el mundo. Este elevado nivel de destreza mecánica y precisión representa una fuerza que comparten los robots de ABB. Ver a estos robots trabajando en una fábrica tradicional de cerveza de la Selva negra puede ser insólito, pero acorde con la cultura de la precisión. La cervecería Rothaus, donde se produce la famosa cerveza “Tannenzäpfle”, utiliza cuatro robots ABB en labores de manipulación y embalaje.

Los robots de ABB ayudan a una  tradicional fábrica de cerveza de la  Selva Negra

E n lo alto de la Selva Negra, en el sudoeste de Alemania, se halla la fábrica de cerveza Rothaus (“casa roja”), de 221 años de antigüedad  ➔ 1. La cerveza que se fabrica aquí es desde hace mucho tiempo objeto de culto entre los bebedores de cerveza alemanes, y sus caracteísticas botellas envueltas en papel de plata con una etiqueta que muestra a una muchacha alemana se conocen en toda Alemania y en otros países. A pesar de sus más de dos siglos de antigüedad, la cervecería está equipada con la tecnología más avanzada, que incluye cuatro robots ABB encargados de manipular los barriles y cajas de cerveza.

En la planta de producción, la escena parece extraída de un ballet tecnológico coreografiado con delicadeza y precisión. Un robot ABB se inclina graciosa  mente hacia adelante y toma por la “cintura”, con tanta suavidad como firmeza, un barril de acero inoxidable al que a continuación hace girar delicadamente 90 grados para colocarlo con cuidado, invertido, en la zona de embalaje. Durante muchos años, la manipulación de los barriles se realizó a mano, y más tarde, con una complicada grúa de pórtico. Ahora, dos robots idénticos IRB 6640 de ABB  ➔ 2 desempeñan esta labor con la precisión de un reloj y con mucho menos aparato. La variante especial de robot Foundry Plus 2 se adapta de forma ideal a las condiciones de trabajo de la fábrica de cerveza.

Uno de ellos traslada los barriles de acero inoxidable vacíos, sin  lavar, desde una paleta de madera hasta una cinta transportadora. Diez minutos  después, su compañero apila con cuidado los barriles ahora completamente limpios y llenos . Los dos camaradas de armas están pintados  del fogoso rojo Rothaus RAL 3000, como todos los demás equipos móviles de la cervecería. “No pueden ser más fiables ni más parcos en mantenimiento”, declara Robert Jäger, encargado de la operación de llenado de cerveza, “y, además, en comparación con la anterior grúa de pórtico, ocupan mucho menos sitio”.

En paquetes de a seis

Sólo el 10 por ciento de la cerveza Rothaus acaba en barriles; el resto va a las atractivas botellas que tanto gustan a los bebedores de cerveza a lo largo y ancho del país. Una de cada ocho cervezas embotelladas se vende en paquetes de seis, y aquí, de nuevo, un robot de ABB echa una mano. Desde 2005, un robot IRB 6640 “ayuda” a la máquina embaladora automática en la que una caja de 24 botellas se reembala en cuatro paquetes de seis. El fuerte brazo levantador de cerveza del IRB 6640 mueve sin esfuerzo su carga de 142 kg a una cinta transportadora .

Por razones de seguridad durante el transporte, las cajas de cerveza se unen en grupos de cuatro cajas de anchura por dos de fondo. La retirada de la cinta de seguridad es el trabajo del cuarto miembro del equipo de robots de ABB: el pequeño IRB 140.

Con su tamaño reducido, en comparación con el de sus colegas, es una especie de bonsai de los robots industriales, pero sigue siendo muy capaz.

El jefe de proyecto Ralf Krieger, que también está encantado con los productos de ABB, dice “Como los dos robots del área de llenado, estos dos también empezaron a prestar servicio en muy poco tiempo”.

Éstas son palabras que a los miembros del equipo de ABB les gusta escuchar; quizá las celebrarán brindando con algunas de esas atractivas botellas recubiertas con papel de plata.

1590

Más información