Início / Historias de éxito / Inspección y diagnósticos aéreos de paneles solares

Inspección y diagnósticos aéreos de paneles solares

Una solución UAS con termografía FLIR hace que resulte fácil inspeccionar y detectar problemas de paneles solares desde el aire

Inspección y diagnósticos aéreos de paneles solares

Se estima que la gestión de las granjas solares cuesta a la industria 1000 millones de dólares al año en mano de obra. Las inspecciones rutinarias son una parte crucial de la eficiencia operativa y pueden resultar peligrosas y tediosas.

Una inspección integral de una granja solar requiere tanta mano de obra que podrían tardarse semanas en realizarse únicamente con equipos de mano de pruebas eléctricas. En un centro grande de servicio de suministro, realizar pruebas a las cadenas de una en una para confirmar las relaciones de rendimiento resultaría una tarea interminable. Para inspeccionar sistemas comerciales más pequeños o de cubiertas, se tardarían días.

Un salución

Independientemente de la instalación solar, es crucial encontrar y solucionar los problemas mediante inspecciones rutinarias, para evitar averías mayores, gestionar reclamaciones de garantías con los proveedores de equipos y funcionar dentro del rendimiento contratado y las garantías de producción. Los paneles que no funcionen al máximo por problemas con los inversores, los combinadores, fallos de cadena, problemas en los módulos, seguidores desalineados o incluso por sombras, se hacen visibles en cuestión de segundos con los infrarrojos (IR).

Los paneles solares que no funcionan de forma eficiente tienden a tener una firma de temperatura diferente a los paneles que funcionan correctamente. Una solución UAS con termografía FLIR integrada, como la FLIR M210 XT2 640-13 mm, hace que resulte fácil inspeccionar rápidamente una gran área objetivo y detectar problemas de paneles solares desde el aire. Una vez identificado el problema con IR, un multímetro digital o un medidor de tenaza, como el Extech MA445, pueden ayudarle a diagnosticar problemas eléctricos en el punto de fallo y determinar las medidas adecuadas.

Los resultados

Incorporar inspecciones térmicas en el plan de mantenimiento rutinario reducirá los tiempos de inspección de semanas a horas, si se utiliza una solución UAS, y de horas a minutos si se utiliza una solución termográfica de mano. Trabajará de forma más segura durante las inspecciones al reducir la exposición a los elementos y le ayudará a mejorar su eficiencia general.

Más información