Início / Historias de éxito / Omron: Automatización de máquinas rebobinadoras de cables

Omron: Automatización de máquinas rebobinadoras de cables

Loimex es una empresa de Barcelona dedicada a la fabricación de máquinas accesorios para medir, rebobinar, cortar y almacenar cables, es líder en su sector desde hace más de 40 años. Para mantener este posicionamiento, la empresa colabora estrechamente con Omron para la automatización de sus máquinas.
Omron: Automatización de máquinas rebobinadoras de cables
Las máquinas rebobinadoras de cable permiten, mediante un solo operario, rebobinar cable desde las bobinas originales de fábrica –alojadas en estanterías portabobinas o gatos hidráulicos porta-bobinas a bobinas vacías o para efectuar rollos mediante una bobinadora adicional. Los conductores, cables cilíndricos, trenzados, cubiertos o desnudos de hasta 100 mm de diámetro pueden ser simultáneamente medidos, enrollados y cortados de forma personalizada. Entre los desarrollos de Loimex, cabe destacar por su sistema innovador de automatización, la máquina TR166-HE, destinada para llenar bobinas desde 700 a 1.600 mm. de diámetro, ancho máximo de bobina de 1.150 mm. y de un peso máximo hasta 2.000 Kgs. La máquina consta de cuatro partes principales: bancada base, puente basculante porta bobinas y jaula de protección en al zona de bobinado.

Están construidas totalmente con perfiles y tubo de acero, formando un cuerpo compacto de gran robustez. Depósito cordel con chichilla de corte. El modelo TR166-HE ha sido construido en acero soldado formando un cuerpo de gran robustez. Su diseño está previsto para colocar un aparato de medir, contador de preselección, bobinadora adicional, ruedas y otros accesorios, todo ello según las prestaciones que se quiera tenga la máquina. La bobina de madera se sitúa y queda montada en el interior de la máquina, entre los dos ejes con conos que la soportan. Uno de los ejes se acciona manualmente, y se bloquea mediante un sistema de trinquete por palanca, muy fácil de usar y muy rápido. El otro eje se acciona hidráulicamente mediante una botonera situada en la protección de seguridad de la máquina, perfectamente situado para poder mover la bobina a la vez que actuamos el eje. Esta máquina ha sido diseñada para reducir al máximo los tiempos de preparación de la máquina, y para reducir al máximo el esfuerzo físico del operario.

El motor-reductor se coloca directamente en el eje motriz, consiguiendo mayor potencia y menos posibilidades de avería, pues de esta manera se elimina la cadena. La elevación ó descenso de la bobina se realiza mediante dos cilindros hidráulicos situado en los brazos de la máquina y accionado por una motobomba hidráulica de 1,5 C.V. Dicha motobomba se utiliza para el accionamiento del eje hidráulico y también se podrá utilizar para el accionamiento de una cortadora hidráulica y ruedas de traslación, todo ello desde el panel de mandos, a través de pulsadores. Si la máquina dispone de ellos. El brazo motriz, que soporta parte de la carga y el mayor esfuerzo de tracción de la bobina, está equipado con rodamientos a bolas, obteniéndose así una perfecta calidad de transmisión. El accionamiento de esta máquina, se hace a través de un motor eléctrico y caja reductora, para poder realizar los trabajos más duros y en óptimas condiciones. Controlado por un variador de velocidad MX2 de Omron permite seleccionar, mediante un potenciómetro, la velocidad idónea en cada momento del trabajo.

Estas velocidades han sido prefijadas en fábrica de 15 hasta 80 rpm. con arranque y paro progresivo. Bajo petición se puede programar la máquina con otras gamas de velocidades. El control de toda la máquina se centraliza en autómata programable CP1L de Omron, y el operario tiene acceso a todos los parámetros de la máquina a través de una pantalla táctil NQ3. La automatización de la máquina con equipos de control Omron ha permitido a Loimex reducir el tiempo de montaje de las máquinas, ya que se ha eliminado multitud de pulsadores sustituidos por la pantalla táctil y además, se ha simplificado el cableado, ya que los variadores se comunican con el autómata programable vía MODBUS.

Cabe añadir que en los brazos porta-bobinas se instala una protección para evitar que durante el trabajo de rebobinado, por descuido del operario o cualquier otra persona, se pueda producir un accidente. Esta protección articulará a través de dos columnas y está equipada con dos cilindros, que ayudan cuando se necesita abrirla y luego la mantienen en posición abierta. Tiene incorporada una instalación eléctrica con micro de parada, para evitar que con la protección abierta se pueda poner la máquina en marcha, cumpliendo la normativa Europea de seguridad en las máquinas, según el marcado C.E. Un depósito de cordel con cuchilla de corte, va incorporado a la máquina para facilitar el atado del cable, en los rollos y bobinas.

Mas info: http://www.loimex.com/

Fuente: http://blog.omron.eu/

Más información