Início / Documentación / Instrumentación - Detección / Calibración de termómetros y sondas de temperatura con con calibradores portátiles

Calibración de termómetros y sondas de temperatura con con calibradores portátiles

  • Publicado: 03 Febrero 2013
  • Leído Visto: 2830 veces

Los instrumentos en aplicaciones industriales están permanentemente sometidos a condiciones adversas como cargas mecánicas, cambios de temperatura, elevadas temperaturas etc. Para asegurar el buen funcionamiento es imprescindible una calibración periódica. A menudo no es necesario realizar esta comprobación en laboratorios ajenas sino cabe la posibilidad de aplicar calibradores portátiles de elevada precisión.

Los calibradores portátiles permiten la comprobación in situ y reducen por lo tanto los tiempos de parada a un mínimo. Además se puede comprobar la precisión de la cadena entera en la instalación y se elimina el riesgo de transporte al enviar el instrumento a comprobar a un laboratorio. Existe una amplia gama de calibradores portátiles y la selección adecuada del instrumento idóneo requiere la consideración de varios criterios.

Criterio Temperatura

Los calibradores portátiles abarcan según ejecución temperaturas de proceso entre -55°C hasta 1100°C. Para cubrir temperaturas por debajo de la temperatura ambiental se aplican elementos Peltier (refrigeración activa) y para temperaturas que superan la temperatura ambiental se necesita un calentador de resistencia eléctrica para alcanzar la temperatura deseada. El usuario puede seleccionar entre tres categorías de calibradores portátiles. Calibradores de bloque, microbaños de calibración y calibradores multifuncionales.

Calibradores de bloque

consisten en un bloque metálico calentado con un dispositivo eléctrico, un control preciso de temperatura y un termómetro patrón interno. En el bloque se inserta una funda intercambiamble para adaptar los termómetros. Esta funda se fabrica individualmente según diámetro del objeto. Los desviaciones de un calibrador de bloque de -55ºC y 650 ºC oscilan entre 0,15 y 0,8 K y en las versiones de temperaturas hasta 1.100 ºC hasta 3K.

Microbaños

son de construcción similar a los calibradores de bloque pero disponen de un depósito con líquido (agua o aceite) que se calienta de manera equilibrada con un agitador magnético. La pared contiene el termómetro de referencia que se aplica también para el control de la temperatura. El depósito dispone de un aislamiento térmico y de un cierre de hermético de acero para el transporte. Los microbaños operan en el rango de -35ºC hasta 255 ºC con desviaciones de 0,1 K hasta 0,3 K.

Calibradores multifuncionales

constituyen una combinación de los dos tipos anteriores. Según construcción ofrecen hasta cuatro distintos aplicaciones y pueden utilizarse por defecto como microbaño. El depósito puede complementarse en esta versión con una funda de inserción y con el accesorio adecuado permite la calibración de termómetros de superficie e infrarrojo. Los calibradores multifuncionales abarcan temperaturas en el rango de -35 ºC y 165 ºC con errores de hasta 0,1 K.

Fuente: WIKA