Início / Actualidad industrial / Robots Luise y Renate se unen a la línea de producción Airbus A320 en Hamburgo

Robots Luise y Renate se unen a la línea de producción Airbus A320 en Hamburgo

Airbus utiliza robots en su proceso de producción del avión A320 consiguiendo un ahorro de tiempo y mejorando la precisión y ergonomía

Robots Luise y Renate se unen a la línea de producción Airbus A320 en Hamburgo

El fabricante de aviones europeo Airbus inauguró una nueva línea de producción para su avión más vendido A320 , con los robots Luise y Renate uniéndose a los trabajadores humanos, mientras recurre a la nueva automatización para ayudarlo a lidiar con una cartera de pedidos de ocho años.

Airbus espera que la tecnología digital permita una mayor producción y provoque un cambio significativo en los gastos de investigación y desarrollo hacia la fabricación de alta tecnología.

El fabricante de aviones está incrementando la producción del avión A320 de pasillo único, que compite con el 737 de Boeing, de 50 a 60 aviones por mes. Airbus ha vendido 8,000 de los jets con otros 6,000 en orden.

La nueva línea de ensamblaje final en Hamburgo, al igual que otras líneas, tiene una tasa máxima de 10 aviones por mes, que alcanzará a mediados de 2019.

Los dos robots, cuyos nombres fueron elegidos por los empleados, ayudarán en particular a perforar más de 2.000 agujeros para unir las dos mitades del fuselaje, trabajo normalmente realizado por humanos.

Forman parte de una nueva línea de ensamblaje final donde el fuselaje y las alas son transportados por plataformas automáticas de herramientas móviles, en lugar de ser bajadas por grúas en plantillas fijas, y donde se usa el seguimiento dinámico por láser para alinear perfectamente las piezas de los aviones.

Los ahorros de las nuevas tecnologías no solo ofrecen una mejora en el tiempo, sino de precisión y ergonomía, dijo el personal de Airbus.

"Es más eficiente cuando no se perforan todos los agujeros a mano", dijo Klaus Roewe, jefe del programa familiar A320, además las otras nuevas tecnologías para maniobrar piezas ayudarían a reducir la probabilidad de daños o errores.

Roewe dijo que alrededor de un tercio de las nuevas tecnologías en la nueva línea de ensamblaje final podrían transferirse a otras líneas, ya sea en Hamburgo, Francia, China o Estados Unidos.

"La prioridad es aumentar y luego comenzaremos a pensar en lo que podemos transferir", dijo.

Airbus también ha ampliado y modernizado su centro de entrega para la familia A320 en Hamburgo como parte de los planes para ayudarlo a lidiar con el aumento de la producción.

Más información