Início / Actualidad industrial / Situación de la industria europea de los plásticos

Situación de la industria europea de los plásticos

Las nuevas tecnologías digitales y la Industria 4.0 llega a los procesadores de plásticos para mejorar sus procesos

Situación de la industria europea de los plásticos

La industria europea de los plásticos se presenta en la feria K 2016 con un buen estado de salud y un moderado optimismo, pero todavía hay muchos obstáculos que superar.

Según la consultora Applied Market Information (AMI) la industria europea de los plásticos “se encuentra en otro periodo de turbulencias y cambio ya que está luchando por salir del estancamiento causado por la primera Gran Recesión de 2008-2009 y la posterior crisis de la zona Euro en 2012-2013”. AMI prevé un crecimiento de la demanda de polímeros por encima del 1 % anual hasta el 2019.

Las previsiones para la industria del procesamiento de los plásticos en toda Europa han mejorado y hay asociaciones comerciales en varios países que informan un crecimiento. Incluso en Italia, donde el consumo ha sido plano, en el mejor de los casos, por algún tiempo, la asociación de equipos Assocomaplast informa una fuerte tendencia al alza en los pedidos. En Alemania, incluso después de un año récord en 2014, el sector siguió experimentando un moderado crecimiento el pasado año. 

Los procesadores de plásticos de todo el continente encontraron dificultades para obtener materias primas durante el pasado año. Diversas plantas importantes de poliolefina en Europa permanecieron paradas durante periodos de tiempo prolongados y las condiciones marco económicas y comerciales globales dificultaron a los procesadores obtener materiales en los mercados internacionales.

Los costes de energía son muy importantes para toda la industria de los plásticos. Las empresas de la industria alemana han sido especialmente insistentes en sus reclamaciones, ya que los precios están entre los más altos de Europa y la industria química alemana también está preocupada por su caída de la competitividad internacional, especialmente respecto a las empresas norteamericanas, que tienen la ventaja del gas de esquisto. Muchos ojos están puestos ahora en el gigante petroquímico Ineos, que recientemente ha empezado a importar etano a Noruega desde el campo Marcellus Shale, en los EE.UU. El primer polietileno con base de esquisto de Europa llegará al mercado en pocos meses. 

A pesar de todas estas preocupaciones, la industria de los plásticos europea tiene sus ojos puestos totalmente en el futuro. Muchas empresas de maquinaria europeas tendrán claramente visible el número 4.0 en sus stands en K 2016, ya que proponen sus soluciones para fábricas “inteligentes” que operan dentro del Internet Industrial de las Cosas (IIoT). 4.0 se refiere a la Industria 4.0, un término inventado en Alemania para designar lo que se percibe como la cuarta revolución industrial y el gobierno alemán tiene previsto asegurarse de que la industria alemana esté a la cabeza. Los que proponen Industria 4.0 dicen que representa un cambio paradigmático de la producción centralizada a la descentralizada.

“Industria 4.0 es, por encima de todo, una cosa: una enorme oportunidad que queremos aprovechar junto con nuestros clientes”, afirma el Dr Stefan Engleder, CTO de la empresa Engel, especializada en tecnología de inyección. Sin embargo, no considera que la palabra “revolución” sea muy apropiada. “Los cambios que estamos experimentando actualmente son más como una evolución”, comenta. “Para nosotros, Industry 4.0 no es una idea nueva, sino una práctica diaria ya establecida en muchas áreas”. Sin duda, otras personas del sector estarán de acuerdo.

También para los procesadores de plásticos, las nuevas tecnologías digitales ofrecen nuevas perspectivas, dice el Sr. Westerheide de GKV. “K 2016 ofrecerá una excelente oportunidad de explorar las ventajas que ofrece la digitalización de nuestra industria”.

Más información