Início / Actualidad industrial / Factory In A Day proyecto europeo para la Automatización de fábricas en 24 Horas

Factory In A Day proyecto europeo para la Automatización de fábricas en 24 Horas

Es proyecto organizado por la Unión Europea busca la adaptación de la fábricas del continente para mejora de la base tecnológica de fabricación mediante la Automatización Industrial y la robótica

Factory In A Day proyecto europeo para la Automatización de fábricas en 24 Horas

La automatización de las instalaciones de producción da lugar a fábricas más seguras y eficaces, pero la inversión necesaria también puede resultar prohibitiva. Cuando un gestor de estas instalaciones debe sopesar el coste de detener la producción para instalar una tecnología robótica cara frente a continuar la producción sin cambios, suele decantarse por esta última opción. 

Aún siendo comprensibles, este tipo de decisiones frenan la industria europea en un momento de extrema dificultad económica y creciente competencia internacional. La Unión Europea concedió financiación a un proyecto de gran envergadura con el propósito de demostrar que la automatización robótica no tiene por qué conllevar un proceso lento ni desorbitadamente caro. 

El objetivo de los socios del proyecto FACTORY-IN-A-DAY pasa por reducir el tiempo necesario para instalar un sistema, y los gastos asociados, de varios meses a un único día. Este proyecto, participante en el Plan Europeo de Recuperación Económica de la Comisión, contribuirá a que las industrias manufactureras del continente se adapten a la presión mundial mediante una mejora de la base tecnológica de fabricación de múltiples sectores de actividad distintos.  

Desde el proyecto se busca obtener resultados prácticos mediante una serie de estrategias. Antes de entregar el robot en las instalaciones de la PYME receptora, un sistema de integración analizará qué pasos del proceso puede asumir el robot. En la mayoría de los casos, las tareas repetitivas pueden ejecutarse por medios robóticos, mientras que un trabajador resulta más idóneo para tareas flexibles y precisas y resolver problemas. 

Manos, plataformas móviles y brazos estandarizados se combinarán con piezas personalizadas creadas por impresión tridimensional que pueden diseñarse en cuestión de horas a partir de distintas plantillas de diseño. De este modo se reducirá en gran medida el tiempo necesario para automatizar una planta de producción y ponerla en marcha de nuevo. Además, nuevas rutinas de calibración y un marco informático facilitarán una interconexión sencilla entre los componentes robóticos y la maquinaria existente. 

El robot mantendrá una conexión con el software de la maquinaria mediante un programa informático compatible con distintos fabricantes de herramientas y tendrá la capacidad de aprender tareas como puede ser por ejemplo agarrar un objeto. En el caso de dominios de aplicación en extremo específicos, como el acabado y montaje de moldes, un conjunto de capacidades -o aplicaciones- nuevas y programables lograrán «enseñar» a las máquinas las tareas de producción. 

Estos robots serán capaces de colaborar con los trabajadores en un entorno seguro para estos últimos gracias a la seguridad de sus brazos robóticos dotados de sistemas de evitación dinámica de obstáculos basado en una «piel» sensora de proximidad y algoritmos en línea de replanificación de rutas. 

Un sistema de realidad aumentada permitirá a los robots proyectar sus próximos movimientos para que los trabajadores estén al tanto. Estos equipos híbridos compuestos por humanos y robots se evaluarán en un proceso de producción a pequeña escala. Como guinda, el sistema robótico flexible, arrendable y barato de FACTORY-IN-A-DAY podrá instalarse en solo veinticuatro horas. 

El consorcio se muestra seguro del enorme potencial de esta tecnología. Muchos trabajos realizados en la cadena de producción, tales como el envasado y el control de calidad de fruta o la labor de rellenado de máquinas de pintura por aspersión, aún se ejecutan a mano. Esto se debe principalmente a que aún no se han comercializado procesos automatizados capaces de ejecutar este trabajo con la misma eficiencia y calidad de un humano, razón que justifica por qué muchas PYME en Europa no utilizan tecnología robótica avanzada, situación que FACTORY-IN-A-DAY confía en cambiar. 

Este proyecto de cuatro años de duración tiene un presupuesto total de 11 millones de euros, 7,9 millones los cuales los aporta la Unión Europea a través del programa «Fábrica del futuro», perteneciente al Séptimo Programa Marco. En el consorcio participan dieciséis miembros de distintos países coordinados por la Universidad Técnica de Delft (TU Delft). El proyecto se puso en marcha el ocho de octubre de 2013.

Más información